“Ninguna dictadura entrega el poder sin presión” | El Mundo | DW | 03.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

“Ninguna dictadura entrega el poder sin presión”

El disidente cubano Guillermo Fariñas recibió el Premio Sájarov que le otorgó el Parlamento Europeo en 2010 por su contribución a la apertura democrática en la isla. Fariñas dijo estar en pie de lucha.

Guillermo Fariñas, doctor en psicología y periodista y uno de los disidentes cubanos más connotados recibió el Premio Sájarov a la Libertad de Conciencia de manos del presidente de la Eurocámara, Martin Schulz, en una ceremonia realizada por el pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo. Aunque la concesión del premio tuvo lugar en 2010 apenas ahora pudo salir de la isla para recibirlo.

El disidente cubano y periodista independiente ha protagonizado 23 huelgas de hambre en los últimos años para protestar contra la censura y la represión de la oposición cubana por parte del regimen de los hermanos Castro y ha pasado 11 años en la cárcel. La última huelga de hambre tuvo lugar en febrero de 2010 tras la muerte del disidente Orlando Zapata que suspendió después de 135 días tras el anuncio de la liberación de 52 presos politicos gracias a la mediación de la Iglesia Católica.

El Premio Sájarov a la Libertad de Conciencia ha distinguido también a la organización cubana Damas de Blanco, al disidente Oswaldo Payá, y a destacadas figuras como Nelson Mandela, Kofi Annan y las Madres de la Plaza de Mayo de Argentina, entre otros. En conversación con DW Fariñas habló sobre la situación en Cuba.

Guillermo Fariñas pidió a los europeos que no se hagan cómplices de los supuestos cambios en Cuba.

Guillermo Fariñas pidió a los europeos que no se hagan cómplices de los supuestos cambios en Cuba.

Felicidades por el premio que ha llegado usted a recibir en Estrasburgo, el premio Sajaróv que le fue otorgado hace tres años. ¿Qué significa para usted este premio?

Este premio significa un compromiso mayor con el pueblo cubano del que formo parte y con mis hermanos de lucha que han quedado en el camino. Tanto en el exilio como dentro de Cuba, sin que se haya logrado la democratización del país.

¿Qué hizo posible que pudiera recoger el premio ahora?

Las presiones a las que está sometido el gobierno cubano han provocado que trate de mejorar su imagen ante el mundo para recibir el financiamiento de los países europeos e incluso de los Estados Unidos. El régimen necesita aparentar que realmente hay un cambio, cuando realmente no ha cambiado nada porque sigue intacto el sistema de leyes draconianas y el sistema represivo estalinista.

¿Cuál es su estado de salud Sr. Fariñas, después de unas 23 huelgas de hambre a las que se ha sometido en protesta por la falta de libertades en Cuba?

Mi estado de salud se encuentra bastante comprometido. Tengo una trombosis en la confluencia de la vena yugular y la subclavia en la parte izquierda del cuello. Cuando termine esta pequeña gira europea debo regresar a Miami para someterme a una intervención quirúrgica y eliminar esta anomalía en mi cuerpo. También he soportado una polineuropatía generalizada debido a la cantidad de huelgas de hambre que he hecho. Pero lo más importante es que el espíritu de lucha se mantenga sano y mientras así sea seguiremos luchando sin importar el estado de salud.

Según Fariñas el pueblo cubano tiene que prepararse ante varios escenarios. Havana - santiago de cuba, Cuba. 29th July 2007 -- A young Cuban woman distributes a limited amount of bread to her fellow citizens according to quotas of the Cuban rationing system, Santiago de Cuba, Cuba. -- Cuban Revolution, led by Fidel Castro and Raul Castro, celebrates 50 years. Cuban economy falters, social conditions of Cubans remain at very poor level.

Según Fariñas el pueblo cubano tiene que prepararse ante varios escenarios.

Hay otros disidentes cubanos que aún se encuentran en prisión, ¿Cuál es su situación?

La situación de ellos es muy precaria, muy cruel. El gobierno cubano se caracteriza por una falta de humanismo total con respecto a sus opositores. Es importante denunciar constantemente lo que ocurre dentro de las prisiones. Tanto con los presos políticos como con los presos comunes. Los presos politicos son muy agredidos por los guardias de prisión, pero todos los presos, tanto prisioneros de conciencia como los presos comunes están sometidos a un exterminio lento. No se les da medicamentos, los alimentos son escasos y cuando se los dan están en mal estado. Las cárceles cubanas no tienen agua potable y además los prisioneros son sometidos a tortura psicológica. Se los criminaliza. Están presos por algo. Esas condiciones atentan contra la vida.

¿Cómo definiría usted la Revolución Cubana? Algunas voces dicen que para la población negra no hubo revolución.

Yo la considero una gran farsa. Es una revolución tributaria porque hace las cosas no porque considere que los ciudadanos se la merecen sino porque los manipula para después quitarles las libertades. El nivel de crueldad y falta de humanismo que ha demostrado el regimen desde 1959 demuestra que la Revolución Cubana, es decir, los gobernantes cubanos desprecian a su propio pueblo por rebelde, porque pese a ser tan pequeño no han podido dominarlo a lo largo de la historia.

¿Cuál es su mensaje a la Unión Europea ahora que ha recibido el premio Sajarov?

Mi mensaje a la Unión Europea es que no se haga cómplice de las barbaries que está hacienda el gobierno con la ciudadanía cubana. Este es el momento de apretar, de presionar, porque ninguna dictadura entrega el poder sin presiones económicas, políticas y diplomáticas. Creo que es el momento de no retirarnos y de ser cómplices. Es el momento de estar a la vanguardia y exigir democracia en cualquiera de las esferas de cooperación y conversaciones y presionar para que exista una salida negociada sin derramamiento de sangre.

En el 2010 quedó una silla vacía durante la ceremonia de entreja del Premio Sajarov.

En el 2010 quedó una silla vacía durante la ceremonia de entreja del Premio Sajarov.

¿Qué papel podrían jugar los Estados Unidos? ¿No representan un peligro para los cubanos?

Yo pienso que no. Desde el punto de vista geográfico es muy conveniente que esté ahí Estados Unidos porque podría ayudar a la economía cubana. El respeto es importante. Creo que el gobierno norteamericano tampoco piensa en anexiones.

¿Qué clase de futuro ve usted en Cuba?

Tenemos que prepararnos para varios escenarios. Un escenario cruento si los gobernantes cubanos no se sientan y hacen concesiones en una mesa de negociaciones y es posible que haya derramamiento de sangre. También es posible que las nuevas generaciones de gobernantes cubanos comprendan que los tiempos han cambiado y se sienten en una mesa de negociaciones con la oposición y lleguen a una democracia representativa verdadera. Es importante presionar desde Europa, desde Estados Unidos, desde Asia, desde África, desde Oceanía porque la segunda opción sea la factible. Por eso luchamos, por eso estamos dispuestos a morir para que no haya derramamiento de sangre. Creo que el futuro es promisorio porque Cuba tiene un buen capital humano. Lo único que necesita es tener un estado de Derecho para poder sobrevivir en sociedades competitivas como las que se están imponiendo en todas partes del mundo.

A veinte disidentes cubanos les fue permitido salir de Cuba, estuvieron por aquí Yoani Sánchez y representantes de las Damas de Blanco, ¿como fueron recibidos a su regreso en Cuba?

Hasta donde yo sé acosaron a una persona. A otra le fue incautada su computadora pero ya se la devolvieron. Yo creo que esto se debe a que el gobierno cubano está en un momento de mucha debilidad y es un momento que los demócratas de todo el mundo debemos aprovechar.

¿No teme usted que estas declaraciones lo pongan en una situación difícil a su regreso a Cuba?

Yo me guío por la filosofía de Václav Havel en el sentido de que cada vez que salgo voy con mi cepillo y pasta de dientes preparado para ser arrestado o ser encarcelado y si eso ocurre sabré responder a las circunstancias. Estoy preparado para eso. No es que no tenga miedo. Tengo miedo pero tengo aún más miedo de no ser consecuente con la causa cubana. A eso sí le tengo miedo.

¿Hay alguna cuestión que quisiera usted añadir Señor Fariñas?

Pedirle a los ciudadanos y a los parlamentos europeos, al Parlamento europeo que es en donde me encuentro ahora, a todos los gobiernos y las sociedades civiles europeas que no se hagan cómplice de los supuestos cambios que están ocurriendo en Cuba. Ser cómplice de un crimen es cometerlo también. Los europeos deben recordar su propia historia. Sufrieron el fascismo, el nazismo, el estalinismo y no deben dejar abandonado a un pueblo como el cubano en estos momentos.

Autora: Eva Usi

Editora: Claudia Herrera Pahl

DW recomienda