Ningún órgano es demasiado viejo para su transplante | Salud | DW | 10.03.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Salud

Ningún órgano es demasiado viejo para su transplante

Los órganos son bienes escasos en Alemania, por eso se transplantan incluso riñones de personas de 80 años. Los enfermos crónicos también pueden ayudar, afirma el médico especialista Heiner Wolters.

DW.DE: Señor Wolters, ¿qué organos son adecuados para un transplante?

Generalmente se llevan a cabo transplantes de órganos de la parte del pecho: corazón y pulmones. En la zona del vientre se pueden transplantar hígados, riñones, intestinos delgados y páncreas.

¿Para qué órganos existen todavía dificultades?

Desde el punto de vista de la técnica, los transplantes soy hoy día relativamente seguros. El problema viene siempre por un posible rechazo. Esto significa que el cuerpo del paciente no acepta el órgano transplantado. Esto se da especialmente con transplantes de intestino delgado. Con hígados y riñones suele haber menos complicaciones.

¿Hasta qué punto se puede prever antes del transplante que un órgano será rechazado por el cuerpo del paciente?

Por desgracia, nunca se pueden prever reacciones de rechazo. No obstante, en el caso de donantes vivos, como por ejemplo un familiar que dona un riñon, se puede llevar a cabo análisis de tejido y medir los anticuerpos que rechazan el potencial órgano transplantado. Algunas veces podemos deducir de estas pruebas que hay una alta probabilidad de crisis por rechazo, y podemos combatirlo mediante tratamientos previos adecuados.

Priv.-Doz. Dr. med. Heiner H. Wolters

Dr. med. Heiner H. Wolters.

¿Se puede decir en general que los órganos de familiares son más fácilmente aceptados que los de personas ajenas?

No, no es una generalidad. Lo que sí es importante es el tiempo transcurrido entre la extracción del órgano y su transplante. En el caso de un donante vivo, este periodo es muy corto. En el caso de donantes muertos, el tiempo de transporte hace el proceso más largo, y puede ocasionar problemas de funcionamiento.

¿Cuándo se debe tardar en transplantar un órgano?

Depende de cada órgano. En el caso del corazón y pulmones pueden pasar de cuatro a seis horas entre la extracción y el transplante, mientras que con los riñones es posible un periodo de hasta 24 horas. En el caso del hígado, entre 10 y 12 horas; el páncreas, entre 8 y 10 horas; y en el caso del muy sensible intestino delgado, intentamos que no pasen más de 6 horas entre la extracción y el transplante.

¿Están los paramédicos en general familiarizados con este problema?

Los paramédicos no tienen nada que ver con esto, porque el transplante de órganos sólo es posible en Alemania cuando al donante se le determina oficialmente muerte cerebral. Esto significa que siempre se le da primero una terapia normal en el hospital, aún con pacientes que quizás estén en muy malas condiciones.

¿Hay una frontera de edad para donantes de órganos?

En general, ya no. Hace un par de años, la frontera para un donante de corazón era de 50 años, y para hígado y riñones, 60. Ahora las fronteras son muy relativas, porque son demasiado pocos los donantes de órganos que tenemos. En ocasiones, sobre todo en casos de enfermedades de corazón o hígado que amenazan la vida de las personas, se transplantan órganos muy viejos – incluso de donantes de 80 años.

¿Se descartan los donantes con enfermedades crónicas?

Depende de qué enfermedad crónica se trate o de qué tratamiento recibió. Cuando alguien, por ejemplo, sufrió de hipertensión, no se trata de un criterio que descarte su validez como donante de órganos. Cuando alguien sufrió un cáncer que tuvo que ser tratado, las opciones ya son mucho más limitadas.

Autor: Tobias Oelmaier
Editor: José Ospina Valencia

Priv. Doz. Dr. Heiner Wolters es médico especialista en transplantes en la Universidad de Münster. El centro de transplantes de la institución es uno de los más grandes de Alemania, con varios miles de operaciones de este tipo cada año.

--------------------------------------------------------------------------

Organspendeausweis

Puede salvar vidas: tarjeta de donante de órganos.

Cifras y datos

-Casi 12.000 enfermos graves aguardan un transplante de órgano en Alemania.

-Muchos de ellos esperan para nada: sólo uno de cada tres podrá encontrar un órgano que le vaya bien.

-Las clínicas alemanas llevan a cabo unos 4000 transplantes de órganos cada año. Estos órganos provienen de unos 1200 donantes. De un donante se puede extraer varios órganos.

-Más de la mitad de las operaciones son transplantes de riñón – más de 2000 al año. El segundo más frecuente es el transplante de hígado.

-Los transplantes de corazón y pulmones son más escasos: entre 300 y 400 pacientes reciben estos órganos. Aún más infrecuentes son los transplantes de páncreas.

-El intestino delgado también se puede transplantar. Es algo necesario cuando se sufre del llamado “síndrome del intestino corto”, una enfermedad que puede causar daños en el hígado y los riñones.

DW recomienda