1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Nigeria: Imágenes satelitales muestran destrucción causada por Boko Haram

Amnistía Internacional y Human Rights Watch publicaron imágenes satelitales mostrando la destrucción causada por el grupo islamista Boko Haram. Se cree que cientos de personas han sido asesinadas en estos ataques.

Amnistía Internacional (AI) y Human Rights Watch (HRW) han publicado por separado varias imágenes tomadas por satélite que muestran la destrucción provocada por los recientes ataques de Boko Haram en Baga y Doro Gowon en los que murieron al menos 150 personas, pero se teme que pueden haber sido muchas más.

Las imágenes de antes y después de los ataques difundidas por ambas organizaciones revelan que al menos 3.700 estructuras, en su mayoría viviendas y pequeños comercios, fueron destruidas durante los ataques del grupo islamista en los últimos diez días.

Imagen satelital de Doron Baga previo al ataque de Boko Haram.

Imagen satelital de Doron Baga previo al ataque de Boko Haram.

"Estas imágenes muestran la devastación de proporciones catastróficas en ambas aldeas, una de las cuales (Doro Gowon) prácticamente ha sido borrada del mapa", denunciaba el investigador de AI para Nigeria, Daniel Eyre.

No es la primera vez que Baga sufre un ataque de grandes proporciones, pues en abril de 2013 el Ejército nigeriano la arrasó después de que un grupo de milicianos de Boko Haram matara a un soldado en un atentado presuntamente lanzado desde la ciudad.

Ataque más letal y destructivo

Aunque todavía es pronto para ofrecer un recuento final de víctimas, Amnistía Internacional teme que se trate del ataque más letal y destructivo de Boko Haram, cuyo objetivo era la población civil, ya que no había presencia de las fuerzas de seguridad.

Por su parte, Human Rights Watch estima que, en el caso de Doro Gowon, los ataques han destruido casi el 60% de una aldea que hasta hace poco albergaba una base militar conjunta de varios países para luchar contra el crimen transnacional y, más recientemente, contra Boko Haram.

Sin embargo, la inestabilidad de la zona y los crecientes ataques del grupo islamista provocaron la retirada de todos los contingentes extranjeros, por lo que Boko Haram no encontró mayor resistencia cuando asaltó la población, el pasado 3 de enero.

HRW también calcula que más de un 10% de Baga ha sido reducida a cenizas, un porcentaje elevado pero que podría servir para desmentir las informaciones que aseguraban que unas 2.000 personas habrían muerto tras los ataques.

Según funcionarios locales, en los enfrentamientos que se libraron desde el 3 de enero murieron cientos de personas. El gobierno nacional, sin embargo, redujo la cifra a 150 muertos.

Escapar a Chad

Los recientes atentados produjeron una ola de refugiados. Según reportó Naciones Unidas este miércoles pasado, más de 11.000 personas huyeron de Nigeria al país vecino Chad tras los recientes atentados.

Otras 2.000 personas se encuentran varadas en una isla del lago de Chad a la que llegaron a nado, indica la agencia de Naciones Unidas para los Refugiados ACNUR, que ya había registrado 7.000 desplazados a Chad el viernes pasado.

Las oficinas de prevención de catástrofes del estado de Borno señalaron además que unas 150.000 personas han huido a otras regiones de Nigeria debido a los recientes episodios de violencia.

Los extremistas de Boko Haram luchan por instaurar un Estado islámico en el norte del país africano. En los ataques que llevaron adelante el año pasado murieron miles de personas.

SZ/ CP (efe/dpa)