Nico Rosberg gana el Gran Premio de China | Deportes | DW | 15.04.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Nico Rosberg gana el Gran Premio de China

El ganador en Australia, Button, se puso en cabeza, pero un error en el último cambio de neumáticos le costó unos segundos que pusieron el triunfo en bandeja al piloto alemán. Hamilton encabeza la clasificación de la F1.

El alemán Nico Rosberg ganó hoy en China con un Mercedes el primer Gran Premio de Fórmula 1 de su carrera por delante de los McLaren de Jenson Button y de Lewis Hamilton, que arrebata al español Fernando Alonso, noveno, el mando en el campeonato del mundo.

El venezolano Pastor Maldonado terminó octavo con Williams, el mejor puesto de su carrera en la Fórmula 1, aunque por detrás de su compañero de equipo Bruno Senna. El mexicano Sergio Pérez acabó undécimo, fuera de los puntos.

En una carrera loca con estrategias muy diferentes, Rosberg defendió la "pole position" del sábado y con dos paradas en boxes, una menos que los McLaren, dio a Mercedes su primer triunfo desde la refundación del equipo en 2010 y el primero también desde 1955.

"Estoy increíblemente feliz", dijo casi sin palabras Rosberg, de 26 años e hijo de Keke Rosberg, campeón del mundo en 1982.

Han pasado 20.671 días desde la última victoria de la firma alemana, la lograda en Italia por el argentino Juan Manuel Fangio, quíntuple campeón del mundo.

Detrás de los McLaren se ubicaron fuera del podio los Red Bull del australiano Mark Webber y del alemán Sebastian Vettel, que protagonizó una buena remontada.

Hamilton arrebata a Alonso el primer puesto en el campeonato del mundo. Ahora es líder con 45 puntos por los 43 de Button. El español de Ferrari queda con 37 antes de que la próxima semana se dispute el Gran Premio de Bahréin, el cuarto del año.

La salida fue limpia. Los Mercedes de Rosberg y Michael Schumacher defendieron sus posiciones. Button y Hamilton fueron los más favorecidos en los primeros metros al situarse pronto tercero y quinto, respectivamente.

Las estrategias de neumáticos fueron muy dispares. Los Red Bull fueron los primeros en cambiar de gomas en busca de mejorar puestos. El campeón del mundo, Vettel, estaba muy atrás y necesitaba hacer algo diferente.

Rosberg fue cimentando su ventaja y pronto se convirtió en la única bala de Mercedes. Schumacher se retiró en la vuelta 13 porque en boxes no le apretaron bien la rueda delantera derecha. Nuevo revés en un desafortunado inicio de temporada para el "Kaiser", que vio el triunfo de su compañero por televisión.

Hamilton adelantó a Kimi Raikkonen en boxes, se puso detrás de Button y los McLaren comenzaron la caza a Rosberg.

Pérez, de nuevo brillante en la primera parte de la carrera, llegó a liderar el Gran Premio. Sin embargo, sus neumáticos duros no rindieron como los blandos y ahí perdió sus posibilidades de podio y de puntos.

Button era el gran rival de Rosberg por el triunfo, mientras que Hamilton, Webber, Alonso y Raikkonen peleaban por el último puesto del podio.

El ganador en Australia, Button, se puso en cabeza, pero un error en el último cambio de neumáticos le costó unos segundos que pusieron el triunfo en bandeja a Rosberg.

Un error de Alonso le costó perder una posición con Pérez en un pelotón de pilotos encabezado por Raikkonen y en el que había diversas estrategias.

Rosberg estaba por delante, en solitario, cuidando neumáticos y tratando de evitar un nuevo paso por boxes, lo único que podía poner en peligro el primer triunfo de su carrera.

La estrategia de dos paradas le iba a dar la victoria y también fue buena para Vettel, que luchó por el podio tras partir undécimo y caer al puesto 15 al inicio de carrera.

Raikkonen se fue hundiendo por culpa de la degradación de sus gomas. No tan grave fue lo de Vettel, que al final tuvo que ceder ante Button, Hamilton y Webber, todos con mejores neumáticos por haber hecho un cambio más.

Alonso peleó sin éxito con Maldonado por la octava plaza y cedió el protagonismo del que disfrutó en Malaisia a Rosberg, que tardó 111 Grandes Premio en conseguir un ansiado triunfo para él y para Mercedes.

Fuente: DPA

Editor: Enrique López

DW recomienda