Ni Europa ni Estados Unidos ven legitimidad alguna en las elecciones sirias | El Mundo | DW | 04.06.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Ni Europa ni Estados Unidos ven legitimidad alguna en las elecciones sirias

Tanto Catherine Ashton como John Kerry critican la nula calidad democrática de unos comicios en los que con toda seguridad saldrá reelegido Al Assad en medio de un país en guerra.

La jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton, aseguró hoy que las elecciones presidenciales en Siria fueron "ilegítimas" y "no democráticas" e instó a emprender un "verdadero proceso político" con el aval de la comunidad internacional. "Las elecciones del 3 de junio no pueden considerarse como un voto verdaderamente democrático", indicó Ashton en un comunicado, a la vez que afirmó que cualquier elección que se celebre en Siria debería hacerse "en el marco de un verdadero proceso político acordado por la comunidad internacional".

La responsable comunitaria instó al régimen sirio a "comprometerse en unas verdaderas negociaciones que creen las condiciones para una expresión auténtica de la voluntad del pueblo sirio". Ashton criticó especialmente una "ley electoral con fallos" que impuso requisitos de identificación que impidieron a la mayor parte de los sirios residentes en las áreas bajo el control de la oposición ir a votar.

Además, señaló que esa ley también impidió a los candidatos opositores en el exilio presentarse contra el actual presidente, Bachar al Asad, y bloqueó el acceso a las campañas informativas de otras fuerzas políticas alternativas. Y ha pedido a Al Asad que no busque la reelección porque "pondría en peligro el proceso político iniciado con la conferencia de Ginebra".

John Kerry desde el Líbano

Por su parte, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, que realiza una visita a Beirut, aseguró hoy que los comicios presidenciales celebrados ayer en Siria "no son elecciones", porque millones de ciudadanos no pudieron votar debido al conflicto. "No son elecciones, no tienen sentido porque no pueden celebrarse cuando millones de sus habitantes no están capacitados para votar", dijo Kerry en una rueda de prensa al término de una reunión con el primer ministro libanés, Tamam Salam.

Además, Kerry instó a Rusia, Irán y al grupo chií libanés Hizbulá a "desplegar esfuerzos para poner fin a la guerra". Y prometió 290 millones de dólares (casi 213 millones de euros) en ayuda para los refugiados sirios. De esa cantidad, 51 millones irán a parar al millón de refugiados que se encuentra en Líbano. Es necesario que haya un "Líbano seguro y estable" para lograr la estabilidad de la región, afirmó Kerry.

LGC (EFE / dpa)