1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Niño homicida en presunto video de Estado Islámico

Un jovencísimo asesino descerraja varios tiros sobre dos hombres arrodillados en imágenes mostradas en un nuevo video propagandístico de las milicias terroristas. Aún debe verificarse su autenticidad.

En un paso más allá en la campaña propagandística que lleva a cabo Estado Islámico sobre sus actividades terroristas, las imágenes muestran a un pequeño asesino, un niño de entre diez y doce años, que ejecuta a dos supuestos espías del servicio secreto ruso. El video, de más de siete minutos de duración, fue colgado hoy (13.01.2015) en la red. Su autenticidad no ha sido aún verificada y tampoco se sabe dónde fue grabado.

Al inicio de la grabación, dos hombres de mediana edad aparecen siendo interrogados en lengua rusa, y confiesan que fueron enviados a Siria por el servicio secreto interno ruso FSB para recabar información sobre el EI y los combatientes rusos en su seno y para matar a varios miembros de la milicia. Los interrogatorios están subtitulados en inglés y árabe.

Titulado "Descubriendo a un enemigo interno", el video contiene una alocución de un narrador en ruso, también subtitulada, en la que acusa a sus "enemigos" de pensar que pueden "enviar a espías y agentes para conspirar" contra el EI. Después, se muestra el primero de los interrogatorios, en el que el supuesto espía confiesa ser natural de Kazajistán y haber llegado a Siria para acercarse a un combatiente del EI, cuyo nombre es silenciado en la narración y obviado en los subtítulos.

El segundo interrogado reconoce haber trabajado en Rusia para los servicios de inteligencia de ese país durante ocho meses "contra los musulmanes". Dice haber sido enviado para transmitir información sobre combatientes, "determinar el lugar de residencia del líder del EI", Abu Bakr al Bagdadi, y además "matar" a un miembro del grupo cuyo nombre es de nuevo silenciado.

Tras las entrevistas, el video muestra a un niño vestido con un jersey y un pantalón militar y armado con una pistola, detrás de los supuestos agentes arrodillados. Se encuentra al lado de un hombre que cita versículos coránicos, a modo de justificación religiosa de la condena de muerte contra los dos supuestos espías. Finalizado el discurso, el menor se acerca a ambos hombres, vestidos de gris, y les dispara en la cabeza.

MS (dpa/efe)