1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

Neonazis: ¿Delatados en la red?

Al estilo Wikileaks y bajo el nombre “Operación Blitzkrieg”, el colectivo Anonymous publicó datos de simpatizantes de causas de ultraderecha. ¿Denuncia justificada o ataque a la libertad?

Sympathisanten und Mitglieder der NPD demonstrieren am Sonntag, 8. Mai 2005 am Jahrestag des Kriegsendes vor 60 Jahren auf dem Alexanderplatz in Berlin. Ein Demonstrationsmarsch durch das Brandenburger Tor vorbei am Holocaust-Mahnmal war ihnen gesetzlich verboten worden. (AP Photo/ Martin Meissner) ----- Sympathizers and members of the right wing National Democratic Party of Germany (NPD) demonstrate on the 60th anniversary of Nazi Germany's surrender at the Alexanderplatz in Berlin on Sunday, May 8, 2005. A march past Berlin's Brandenburg Gate and new Holocaust memorial was forbidden by the court. (AP Photo/Martin Meissner)

La ultraderecha en el punto de mira de Anonymous.

El grupo Anonymous saltó de nuevo a las portadas de Alemania con ataques dirigidos a grupos de ideología neonazi. Con la Operación Blitzkrieg (nombre conocido por la estrategia militar de la Wehrmacht alemana durante la II Guerra Mundial) y con un simple blog (nazi-leaks.net), los hackers hicieron públicos datos de presuntos simpatizantes de ideologías de extrema derecha. Desde donantes a la causa hasta clientes de tiendas de ropa o librerías de referencia. Poco después, tras un saludo a través de Twitter con el hashtag #OpBlitzkrieg, deseando un buen comienzo de año, varias páginas con contenido de ultraderecha quedaron inutilizadas.

Sometidos a vergüenza pública

Como una especie de Sambenito, esta operación iniciada a principios de 2011 pretende instituir Nazi-Leaks como foro para identificar partidarios de la ultradercha. Según un comunicado, dicha plataforma justifica sus acciones como un rechazo a las ideas contrarias a la igualdad y la libertad, propias del movimiento ultraderechista, sometiendo así a los simpatizantes a la “vergüenza” pública. Pero… ¿Estaría plenamente justificada la publicación de estos datos?

Atendiendo a la continua defensa de la privacidad en Alemania, la respuesta sería probablemente un “No”. El derecho a la privacidad también merece respeto, incluso cuando no se comparten las mismas creencias políticas.

Ésa es precisamente la opinión defendida en la prensa por representantes del colectivo organizado de hackers Chaos Computer Club (CCC) que, consciente de la necesidad de identificar a enemigos de las libertades, advierte también del peligro de datos incorrectos o simplemente obsoletos descubiertos en otras publicaciones similares.

¿Ataque a la libertad?

Desde círculos neonazis, las reacciones no se hicieron esperar aludiendo también a ataques a la esfera privada e incluso a la libertad de prensa. Por ejemplo, en el caso de periodistas y colaboradores del periódico Junge Freiheit, cuyos nombres habrían sido supuestamente publicados al igual que direcciones de contacto del Partido Nacionaldemócrata Alemán (NPD).

“Sin duda se trata de un acto criminal”, señalaba el redactor del citado periódico, Felix Krautkrämer, a la agencia DPA. En este sentido, tanto representantes del NPD como del periódico anunciaron acciones judiciales contra el grupo Anonymous en todas las causas posibles. Algo que sin embargo entraña ciertos problemas la hora de determinar la identidad del acusado. Como todos sabemos, el anonimato es una de las constantes más características del grupo de hackers, y a diferencia de las organizaciones denunciantes, le ofrece la posibilidad de actuar sin jerarquías, jefes o personas a quien responsabilizar.

Autor: Jose A. Gayarre

Editor: Emilia Rojas

DW recomienda