1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Negociaciones nucleares con Irán se extienden una semana

Las seis grandes potencias y Teherán acordaron darse “más tiempo para alcanzar una solución duradera”, dijo una portavoz estadounidense.

Se veía venir una ampliación del plazo autoimpuesto por los equipos que negocian un acuerdo nuclear entre el Grupo 5 +1 (Reino Unido, China, Rusia, Francia, Estados Unidos y Alemania) e Irán. Este martes (30.06.2015) se confirmó que los negociadores que desde hace 20 meses buscan un acuerdo para garantizar que Irán no desarrolle una bomba atómica y ceder, a cambio, las sanciones que pesan sobre Teherán, extenderán sus encuentros hasta el 7 de julio.

El plazo original expiraba este martes, y con él un preacuerdo que incluía un alivio de ciertas sanciones económicas y diplomáticas. La portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Marie Harf, dijo que la idea es dar “más tiempo a las negociaciones para alcanzar una solución duradera”. Al mismo tiempo, la Unión Europea informó que extendía la congelación de sus sanciones también “para dar más tiempo a las negociaciones”.

Varios ministros de Exteriores de las seis potencias y también de Irán se encuentran desde el pasado viernes en Viena, negociando los últimos puntos pendientes del acuerdo. Si bien se avizoran grandes progresos, sigue habiendo diferencias en asuntos como la rapidez en que dejarán de tener vigencia las sanciones o la posibilidad de inspeccionar recintos militares iraníes, algo que Teherán rechaza.

Un buen acuerdo o nada

En las últimas jornadas se filtraron a la prensa internacional comentarios sobre un supuesto acercamiento en los dos principales temas que impedían un acuerdo. El pasado abril se llegó a un principio de entendimiento, que tiene que ser concretado en un acuerdo definitivo y que prevé limitar algunas actividades nucleares clave de la República Islámica durante un período de entre diez y 25 años.

En Washington, en tanto, el presidente de EE. UU., Barack Obama, dijo que su país prefería retirarse de las negociaciones antes que firmar un “mal acuerdo” con Irán. “Hay desacuerdos y divisiones muy arraigadas entre Estados Unidos e irán, y no van a disiparse de la noche a la mañana. El objetivo de las negociaciones nucleares no es apoyarnos en la confianza, sino construir un mecanismo verificable en el que cortemos los caminos para que Irán obtenga un arma nuclear”, afirmó el mandatario.

DZC (EFE, Reuters)