1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Negociación sobre rescate de Grecia se extiende al fin de semana

Grecia y sus acreedores siguen sin acuerdo sobre un programa de reformas y entregaron distintos borradores al Eurogrupo, que volverá a reunirse el sábado. Mientras, Grecia ocupa también a la cumbre de líderes de la UE.

Alexis Tsipras y Angela Merkel en la cumbre de jefes de Estado de Bruselas.

Alexis Tsipras y Angela Merkel en la cumbre de jefes de Estado en Bruselas.

Las instituciones, formadas por la Comisión Europea (CE), el FMI y el Banco Central Europeo (BCE), presentaron al Gobierno de Alexis Tsipras y a los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona un documento actualizado en el que incluyen algunas propuestas que Atenas rechazó en reuniones sostenidas este miércoles y jueves (23 y 24.06.2015) en Bruselas.

El Gobierno griego, por su parte, entregó sucontrapropuesta al Eurogrupo, poco antes antes del inicio de su reunión extraordinaria de este jueves, que acabó sin acuerdo. Los ministros de Economía y Finanzas de la zona euro volverán a reunirse este sábado, en el quinto encuentro que dedican a Grecia en apenas diez días, tres días antes de que expire el actual plan de rescate y Grecia incurra en impagos el próximo 30 de junio.

Diferencias

La propuesta de los acreedores, que refleja "lo máximo que han podido acercarse" la CE, el BCE y el FMI a la postura griega, consideraron fuentes de la eurozona. En el Eurogrupo, Alemania y otros países consideraron que la propuesta de las instituciones ha ido incluso muy lejos. Sin embargo, el Gobierno heleno ha rechazado este documento porque sigue incluyendo medidas que considera inaceptables en relación con el mercado laboral, las pensiones o la petición de elevar el IVA de los restaurantes, caterings y hoteles hasta el 23 % a partir del 1 de julio.

El documento de compromiso preparado por las tres instituciones recoge básicamente las propuestas formuladas por el FMI con algunas concesiones a Grecia, pues en relación al IVA cede en cuanto a la clasificación de los alimentos de primera necesidad, que se mantendrán en el 13 %. En el plano fiscal los socios no aceptan la introducción de un impuesto especial del 12 % a los beneficios empresariales superiores al medio millón de euros, pero sí ceden sobre una tasa del 30 % sobre los juegos de azar en internet que quería eliminar el FMI.

En cuanto a las pensiones, otro de los asuntos más controvertidos y sensibles, todos están de acuerdo en un modelo de alza paulatina de la edad real de retiro, tomando 2022 como horizonte. Sin embargo, mientras Grecia proponía elevar la edad después del 1 de enero de 2016, las instituciones exigen que se comience a partir de julio, sin tener en cuenta posibles derechos adquiridos. El Gobierno griego proponía además una sustitución gradual de las ayudas sociales a los pensionistas con ingresos bajos por otro modelo a partir de diciembre de 2017 y el modelo de compromiso propone su desaparición para 2019, pero comenzando de inmediato.

El gobierno griego ha reiterado desde el miércolesque Atenas no puede aceptar la nueva propuesta presentada por los acreedores, ya que "transfiere el lastre (de la austeridad) a los asalariados y pensionistas de una forma socialmente injusta". Durante las conversaciones, Tsipras habría pedido además que las deudas griegas se trasladen al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), algo que los acreedores rechazan. Según un diplomático comunitario esa propuesta se dejará en principio de lado. Y tampoco la posibilidad de reestructurar la deuda griega, que actualmente asciende a unos 320.000 millones de euros (357.397 millones de dólares), parece tener aceptación entre los acreedores.

Cumbre de jefes de Estado

Mientras tanto, este jueves y viernes tiene lugar la cumbre ordinaria de jefes de Estado y de gobierno de la UE, donde Tsipras quiere volver a abordar las negociaciones, que –considera– "siempre están llenas de desacuerdos y al final acaban en compromiso". Algo con lo que parece coincidir el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, quien dijo tener "una corazonada" y esperó que, "al contrario que en las tragedias de Sófocles, esta historia griega tenga un final feliz".

También el presidente de Francia, François Hollande, consideró que"el acuerdo es posible, es necesario, pero hay todavía diferencias", al tiempo que subrayó que se está "en el último minuto" y que "Grecia no tiene más tiempo. Hay que saber terminar una negociación". La canciller alemana, Angela Merkel, más pesimista, coincidió con su ministro de Finanzas Wolgang Schäuble, al afirmar que "no se han hecho los progresos suficientes y en algunos aspectos tengo la impresión de que se ha retrocedido algo".

Si las partes no alcanzan un acuerdo de financiamiento a cambio de reformas en la próximas 48 horas, es poco probable que Grecia, que ha recibido dos rescates financieros por 240.000 millones de euros desde 2010, evite caer en cesación de pagos ante el FMI.

RML (dpa, efe, reuters)