Napolitano refuta rumores sobre su dimisión | Europa | DW | 30.03.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Napolitano refuta rumores sobre su dimisión

“Yo puedo hacer aportes hasta el último día de mi gestión”, dijo el presidente italiano, al refutar rumores sobre su dimisión como instrumento para forzar nuevos comicios.

El presidente italiano, Giorgio Napolitano, negó que estuviera sopesando la posibilidad de renunciar a su cargo antes del 15 de mayo, cuando culmina oficialmente su mandato. El jefe de Estado aseguró este sábado (30.03.2013) que cumplirá su responsabilidad hasta el final, refutando así las especulaciones publicadas por varios medios italianos. Se rumoraba que su dimisión tendría como propósito forzar la celebración de elecciones anticipadas con miras a solucionar la crisis de gobernabilidad en la que se encuentra sumido el país.

“Yo puedo hacer aportes hasta el último día de mi gestión. Y voy a ejercer mi mandato como me lo exige mi visión del interés nacional, sin esconderme de las dificultades”, dijo Napolitano, según la revista alemana Der Spiegel. Este viernes (29.03.2013), el presidente italiano realizó nuevas consultas con los líderes de los principales partidos con miras a armar un Gobierno con apoyo mayoritario, pero estos se mostraron inflexibles y sostuvieron las mismas posturas que han asumido desde las elecciones del 24 y 25 de febrero.

La coalición de centroizquierda de Pier Luigi Bersani ganó esos comicios, pero carece de la mayoría suficiente en el Senado para mantenerse en el poder. La insistencia de Grillo, de Berlusconi y de sus aliados en que no respaldarán a un Gobierno tecnócrata reducen notablemente las opciones de Napolitano y hacen aún más improbable que un político independiente llegue a encabezar un Gobierno. “Estábamos en contra del Gobierno de Monti y, si va a haber otro Gobierno de ese tipo, es mil veces mejor convocar nuevas elecciones”, dijo Roberto Maroni, líder de la Liga Norte.

El estancamiento político de Italia atiza la preocupación de sus vecinos. Muchos se preguntan si el país sureuropeo podrá poner coto a la crisis económica que la viene hundiendo en la recesión desde hace más de un año, con una deuda pública de 2 billones de euros y unos índices de desempleo sin precedentes, sobre todo entre los jóvenes. Napolitano ha enfatizado que no quiere que los italianos vuelvan a las urnas de manera inmediata. Su mayor temor es que la polémica ley electoral italiana arroje resultados similares a los comicios anteriores.

ERC / DZC (dpa, Reuters, Spiegel )

DW recomienda