1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

Nanopartículas: ¿benéficas o dañinas?

Si bien las ventajas del uso de la nanotecnología son enormes, aún no está definido cómo reacciona el cuerpo humano al contacto con nanopartículas. Un estudio alemán investiga sus efectos en personas y animales.

default

Nadadores surafricanos celebran la victoria sobre 4X100 en Olímpicos 2004...con prendas producto de la nanotecnología.

Desde sprays con “efecto lotus” hasta textiles fáciles de limpiar: la gama de productos cuya función se basa en partículas nano parece infinita. El “efecto lotus” se refiere a la mínima capacidad de una superficie de humedecerse, como en el caso de la planta de la que se tomó el nombre. El agua en estas superficies rueda formando gotas que recogen la suciedad, gracias a una compleja arquitectura micro y nanoscópica de la superficie. Aparte del lotus hay otras plantas que también poseen esta práctica caulidad, como el tropaeolum, el phragmites (una graminácea) y la aquilegia; pero también las alas de algunos insectos.

Aunque la capacidad de autoliompieza de superficies nanoestructuradas en la naturaleza fue descubierta en los años 70, apenas en la década de los 90 pudo ser transmitida a productos técnicos biomimetizados. El “Efecto lotus®” es ya una marca registrada.

“Bioneers” estudia efecto biológico de nanopartículas

Debido a que justamente los efectos del uso de las nanopartículas no es claro, el profesor Roland Stauber, de la Clínica Universitaria de Mainz, emprendió un estudio, promovido por la Asociación alemana de Investigaciones (DFG) a través del proyecto “Bioneers”.

Los científicos quieren saber si, y en qué medida, las nanopartículas pueden introducirse en la células y qué procesos pueden generar dentro y desde allí. Para este estudio, el grupo interdisciplinario de investigadores utiliza modernos métodos biológicos moleculares con los que se puede seguir el curso de una nanopartícula.

Muchas interrogantes, pocas respuestas aún

Las nanopartículas tienen una especial característica: su tamaño es similar a las biomoléculas más comunes por lo que, como las proteínas, pueden penetrar las células.

Botanik Lotusblume

Magia de la botánica: el efecto lotus.

¿Qué pasa entonces en una célula expuesta a nanopartículas?, ¿Por cuáles vías entran las nanopartículas a una célula humana o animal?, ¿Cómo y hasta dónde se transportan dentro de la célula?, ¿Pueden las nanopartículas dañar información genética o incluso, generar tumores?

Preguntas a las que, según Roland Stauber, profesor de la Clínica Otorrinolaringológica de Mainz, “aún hay pocas respuestas”. El cometido del equipo de Stauber es “analizar todos los efectos biológicos provocados por la presencia de nanopartículas en el cuerpo humano”. Con la implementación de un chip de ADN los científicos visibilizan toda la actividad genética.

“Así podemos ver cuáles programas genéticos son activados o bloqueados por las nanopartículas”, dice Stauber cuyo grupo también utiliza modelos de cultivos celulares humanos como “bioreactores vivos” en los que se podrá observar la actividad de división celular permitiendo también un diagnóstioco del estado de salud de las células expuestas a nanopartículas.

Muchas de estas nanopartículas, contenidas en atomizadores o en polvo, se extienden en el aire que respiramos, por lo que pueden entrar al organismo humano a través de las vías respiratorias hasta la corriente sanguínea. “Por eso nos concentramos en los epitelios de los tejidos mucosos, los bronquios y los pulmones”, especifica Stauber.

¿Tubillos nano tan nocivos como polvo de asbesto o amianto?

Entre tanto, un equipo de científicos británicos de la Universidad de Edinburgo dice haber identificado un especial tipo de nanopartícula como “cancerígeno”, según una publicación en la revista Nature Nanotechnology.

Los nanotubillos son uno de los desarrollos nanotecnológicos más interesantes de los últimos tiempos: estos microscópicos tubos son altamente estables y excelentes conductores de electricidad, por lo que se les considera como los materiales del futuro en la electrónica y la computarización.

En un estudio comparativo, los científicos inyectaron nanotubillos y asbesto a sendos grupos de ratones con tal sorpresa de que los animales que recibieron nanotubillos desarrollaron tumores semejantes a los provocados por el asbesto.

A pesar de tan negativos resultados, los mismos investigadores piden empero no demonizar la nanotecnología pues “las sociedades modernas no pueden prescindir de las increibles ventajas de este material”, advierte Andrew Maynard, de la Universidad de Edinburgo. Lo importe, advierten los científicos, es no cometer los mismos errores cometidos con el uso y abuso del asbesto.



DW recomienda