1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

Nº 1: Música made in Germany

Grupos alemanes como Rammstein gozan de popularidad a nivel mundial. Ahora otro germano, el DJ Felix Jaehn, ha conquistado los charts de Estados Unidos. ¿Por qué tiene la música alemana tanto éxito internacional?

Un remix del disc-jockey Felix Jaehn se transformó en hit mundial a fines de 2014 comienzos de 2015. Este joven de Hamburgo mezcló la canción “Cheerleader”, del jamaicano OMI, con el género electropop, logrando así ser número uno en veinte países.

Música electrónica versus música moderna

En los 70, en el oeste alemán diversos músicos se consagran al sonido electrónico y prueban las posibilidades de su sintetizador. Uno de estos grupos es Tangerine Dream, cuyo batería, Klaus Schulze, publica en 1972 su primer álbum “Irrlicht” y crea un nuevo sonido. Su obra la llama “sinfonía cuadrofónica para orquesta y electrónica”. El ritmo se halla en segundo plano, de lo que realmente se trata es de paisajes sonoros y alfombras de sonidos sicodélicos.

El sonido de Schulze es el comienzo de una nueva era que seguirá desarrollándose y servirá de fundamento para las diversas corrientes musicales electrónicas de la actualidad, desde "ambient" hasta el "trance". Schulze es, para muchos, el “padre del tecno”.

Klaus Schulze durante un concierto en 1970.

Klaus Schulze durante un concierto en 1970.

Pioneros del electropop

En la ciudad de Düsseldorf, Ralf Hütter y Florian Schneider intentan ampliar las fronteras musicales con sus sintetizadores y fundan la banda Kraftwerk con otros músicos. Graban dos álbumes, que dejan buena impresión. Su tercer trabajo discográfico, “Autobahn”, ("Autopista"), se convierte en un bombazo y es considerado el primer álbum electropop, producido solo con sonido electrónico, y también conquistó las listas de éxitos musicales Billaboard.

La música electrónica actual sería inconcebible sin Kraftwerk. La lista de artistas que confirman haberse sentido inspirados por el grupo es muy larga: David Bowie, Duran Duran, Depeche Mode, etc.

Indie jazz rock con raíces colonesas

El único éxito de Can es Spoon, pero así y todo siguen inspirando a otros artistas.

El único éxito de Can es Spoon, pero así y todo siguen inspirando a otros artistas.

Can se fundó en 1968 en Colonia, con un pupilo de Stockhausen, Holger Czuckay, al bajo y Jaki Liebezeit a la batería. Desde el principio quedó claro que no se trataba de rock and roll convencional. La música de Can rompe moldes porque se improvisa, introduce elementos de las músicas del mundo, más tarde ruidos y música electrónica. En Alemania solo es bien recibida en los ambientes vanguardistas, es de hecho difícil de comercializar.

En 1975, el grupo firma un contrato con un gran sello discográfico y, tras varios años, músicos de todo el mundo descubren Can como fuente de inspiración. Grupos alternativos y de la escena "indie", como Portishead, Sonic Youth y Radiohead coinciden en denominar al grupo coloniense como su influencia más relevante.

Baladas con fuerza

El sonido de su música es puro metal e incluso podría decirse que la voz del cantante, Klaus Meine, suena a metal pulido.

El sonido de su música es puro metal e incluso podría decirse que la voz del cantante, Klaus Meine, suena a metal pulido.

A mediados de los 70, los Scorpions comienzan su exitosa andadura. Conquistan Inglaterra y tocan de teloneros para bandas como Kiss y Uriah Heep. En 1976, el álbum “Virgin Killer” recibe un disco de oro en Japón y, posteriormente, el grupo realiza una gira nipona con entradas agotadas. Tres años más tarde, el grupo prueba suerte en Estados Unidos y toca en un festival ante 60.000 espectadores, junto con AC/DC y Aerosmith.

El álbum “Love at first Sting” los catapulta en 1984 al cielo de la música metal. Solo en Estados Unidos cosechan tres platinos y están presentes en todos los “charts” entre los diez primeros puestos. Su balada más conocida, “Wind of Change” es la banda sonora de la caída del Muro de Berlín y simboliza el fin de la Guerra Fría.

Teutona y ruidosa

En los conciertos de Rammstein no deben faltar ni el fuego ni el fuerte ruido.

En los conciertos de Rammstein no deben faltar ni el fuego ni el fuerte ruido.

A los seguidores de todo el globo les gusta “la nueva dureza alemana”. Solo en Estados Unidos se venden más de dos millones de ejemplares de “Sehnsucht”. Cuentan con dos nominaciones al Grammy y el director de cine, David Lynch, utilizó dos de sus canciones para su filme “Lost Highway”.

Para los amantes de la música de Rammstein de los 90 este es un grupo realmente alemán. El tecladista Flake escribió en su diario de la gira de 2001: ”Los seguidores estadounidenses aprecian que los grupos alemanes suenen alemán y no norteamericanos. Prácticamente cada estadounidense que nos encontramos, nos dice: “Achtung, Verboten” y les parece gracioso.“ En 2010, en el Madison Square Garden los estadounidenses cantan, en un recinto con las entradas agotadas, las letras de las canciones en alemán, que han ido aprendiendo con los años."