1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Musulmanes temen consecuencias por atentados de París

Tras los atentados de París, muchos musulmanes temen aumento de los prejuicios y resentimientos en Alemania. La imagen del islam empeora pese al intenso diálogo religioso.

“No quedará sin consecuencias”, dice Hamideh Mohagheghi. Nacida en Irán, la jurista y teóloga es uno de los pilares del diálogo interreligioso en Alemania y profesora de Teología Islámica en la universidad de Paderborn. “Es importante cómo reaccionamos como musulmanes ante los atentados”, continúa.

Desde hace tiempo, el islam se enfrenta en Alemania y Europa contra un rechazo creciente en la mayoría de la sociedad. Según un estudio realizado por el Instituto Emnid para el cluster de “Religión y Política” de la universidad de Münster, publicado en diciembre de 2010, dos de cada cinco alemanes se sentía amenazado por el islam. Tras los atentados de París, Detlef Pollack, profesor de Sociología y Religión en la universidad de Münster, se muestra pesimista: “Es muy probable que empeore la imagen de los musulmanes”, aclara a DW. Entonces ya muchos ciudadanos temían la inmigración de islamistas. "En aquel momento, el plantemiento era: a veces tengo miedo de que entre los musulmanes de Alemania pueda haber terroristas”, aclara Pollack. Más del 60% compartía esa afirmación.

Llamada a la conciliación

En la discusión política todavía se diferencia entre terroristas islamistas y el islam. Pero entre el grueso de la población, continúa Pollack, esta diferenciación llega solo parcialmente. “Creo que es importante no reaccionar desmesuradamente”, aclara. Según él, el objetivo de los atentados era separar a los musulmanes del pueblo y de las sociedades democráticas occidentales. “Se pretende hacer que surja una comunidad musulmana que se posicione contra Europa”, aclara: “Es importante que no nos dejemos llevar a su terreno”.

Detlef Pollack, experto en sociología y religión.

Detlef Pollack, experto en sociología y religión.

Para la paz social, según los expertos, en el futuro será decisiva la actitud de la esfera política y las asociaciones musulmanas. Estas últimas se esfuerzan por conseguir reconocimiento, pero los esfuerzos son frecuentemente infructuosos. Aunque se posicionen claramente contra el terrorismo islámico, sigue aumentando el rechazo al islam.

Profecías en parte

Para Hamideh Mohahgheghi, sería necesaria una discusión teológica con el Estado Islámico. Si los autores del atentado dicen que lo hacen por sus creencias, habría que ver qué creencias tienen, aclara. Realmente, del Corán se pueden tomar piezas sueltas y crear una ideología a a partir de ellas.

Para la teóloga, también la política estaría obligada a participar. Europa usa frecuentemente distintas varas de medida. Hace unos días, en un atentado en Beirut murieron 40 personas a manos de dos terroristas suicidas del Estado Islámico. Pero aquí no se escuchó mucho. “No pretendo rebajar la dureza de los atentados de París, pero sería bueno que aquí también se escuchase cuando esto sucede en otro sitio”, añade.

Básicamente, la teóloga evalúa la situación de los 4,5 millones de musulmanes en Alemania de una forma más positiva que en la vecina Francia. Aquí hay un diálogo interreligioso constante. Se ha progresado juntos y se han creado vínculos de confianza, dice Mohagheghis. En Francia es diferente. “Allí se discute todavía sobre si los musulmanes tienen que comer carne de cerdo en las cantinas del colegio. Eso aquí no existe y deberíamos estar orgullosos de ello”, concluye la experta.

DW recomienda