1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

Museos de Dresde indagarán la procedencia de sus colecciones

El robo de bienes culturales a judíos durante el Holocausto, así como su difícil restitución fue el tema de un Congreso en Dresde. Sigue habiendo muchas piezas de procedencia incierta en los museos alemanes.

default

Una exposición sobre arte robado a los judíos documenta la historia del pillaje.


Diez años después de que Alemania y otros 43 países firmaran la llamada Declaración de Washington para devolver obras de arte y objetos robados a familias judías durante el Holocausto los museos alemanes no han investigado plenamente el origen de todas las piezas de sus colecciones.

Aunque hace 50 años, en plena post-guerra, buena parte del botín de guerra que se llevaron las tropas soviéticas volvieron a las colecciones de Dresde y de otros museos en la parte oriental de Alemania que quedaron bajo ocupación soviética, muchas piezas valiosas siguen desaparecidas o en manos del Estado ruso que ha hecho “oídos sordos” a los reclamos de restitución.

“El despojo a las familias judías por parte de los nazis debe investigarse en toda Europa con la participación de peritos checos, alemanes, polacos y lituanos”, dijo el parlamentario socialdemócrata Steffen Reiche, quien tomó parte en el Congreso de Dresde. Reiche aclaró que el robo de los bienes culturales judíos en toda Europa fue un crimen organizado.

Gustav Klimt Adele Bloch-Bauer II versteigert

Adele Bloch-Bauer, de Gustav Klimt, fue subastada por Christie's, después de una larga batalla entre el Estado austríaco y herederos judíos.

Cuestión controvertida

En el marco del 47° Congreso de Historiadores alemanes, científicos, políticos y representantes judíos se reunieron en Dresde para debatir un tema que sigue siendo sumamente controvertido. La devolución de arte robado a sus legítimos propietarios judíos sigue estando llena de obstáculos jurídicos de tal manera que estos objetos son llamados “los últimos prisioneros de guerra”.

Las Colecciones de Arte Estatales de Dresde cuentan con alrededor de 1.500 millones de piezas repartidas en 12 museos. "Tenemos una colección de pintura consistente en unos 6.000 objetos, una colección de porcelana que es la mayor y más hermosa del mundo, después de las colecciones de Asia. Son miles de objetos sobre los que hay que comprobar su procedencia", afirma el director de las Colecciones de Arte Estatales de Dresde, Martin Roth, en conversación con DW-WORLD.

La investigación de la procedencia de todas esas piezas es una tarea larga y costosa. A principios del 2008 el gobierno regional puso a disposición 15 millones de euros para la construcción de un banco de datos en un plazo de diez años que deberá incluir a todas las piezas de las colecciones e indagar la procedencia de cada una de ellas.

“Tras las diferencias políticas que hemos tenido desde la post-guerra, es importante revisar las colecciones para tener la certeza de que lo que tenemos realmente nos pertenece. No sólo se trata de propiedades que puedan pertenecer a familias judías sino también a otros museos. Queremos estar seguros de no tener alguna pieza que en realidad pertenezca a Ucrania, Rusia o Lituania. Yo creo que será una suma pequeña de objetos que no nos pertenecen pero en museos tan famosos como los nuestros, debe haber claridad sobre la proveniencia de las colecciones”, afirma Roth.

Deutschland Berlin Ausstellung Jüdisches Museum Raub und Restitution

Los herederos de Gustav y Charlotte von Klemperer siguen reclamando al Estado ruso la devolución de piezas que fueron parte del "botín de guerra" soviético.

Daphne en Internet

El proyecto “Daphne”, que lleva el nombre de una de las ninfas de la mitología griega, se abrirá a mediano plazo a consultas a través de Internet y estará vinculado con otros bancos de datos como el del Instituto Paul Getty. Los primeros resultados serán dados a conocer a mediados del 2009.

Una exposición titulada “Robo y Restitución: bienes culturales de propiedad judía desde 1933 hasta hoy”, abrió en Berlín hace unas semanas y documenta la historia y las consecuencias de esa rapiña efectuada en Alemania y los países ocupados. Pese a que han transcurrido más de 60 años desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, su devolución es una penosa tarea llena de escollos jurídicos.

El gobierno alemán puso a disposición un fondo de 1 millón de euros anuales al que podrán acceder aquellas instituciones que investiguen la procedencia de sus colecciones. Sin embargo expertos advierten que no hay un camino legal a seguir para que los legítimos propietarios recuperen sus piezas.

El director de las Colecciones de Arte Estatales de Dresde, Martin Roth, manifestó su interés por presentar en Dresde arte contemporáneo latinoamericano. Las Instituciones interesadas pueden dirigirse a: martin.roth@skd-dresden.de

DW recomienda

Enlaces externos