Mursi irá a juicio por incitar a la violencia en Egipto | El Mundo | DW | 01.09.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Mursi irá a juicio por incitar a la violencia en Egipto

Fiscal decidió someterlo a un proceso junto a otros 14 miembros de los Hermanos Musulmanes.

La ola de decisiones que afectan a los Hermanos Musulmanes en Egipto parece no detenerse. A las sucesivas retenciones de líderes del movimiento que gobernó Egipto con Mohamed Mursi a la cabeza hasta el 3 de julio, cuando fueron sacados del poder por un golpe de Estado, se sumó este domingo (01.09.2013) la decisión de un fiscal de someter a juicio al exmandatario.

Mursi fue acusado de cometer e incitar a la violencia por el fiscal Herham Barakat, quien además del exjefe de Estado derivó a otros 14 miembros de la Hermandad Musulmana a una corte criminal de El Cairo por cargos de “cometer actos de violencia e incitar a la matanza y el matonaje”, de acuerdo a la agencia estatal de noticias egipcia.

Estos cargos se relacionan con los hechos de violencia ocurridos en diciembre de 2012 cuando la oposición se manifestaba en El Cairo en contra del régimen de los islamistas, luego de que Mursi encendiera la ira de una parte de la ciudadanía al extender sus poderes. La fecha de inicio del juicio contra Mursi aún no ha sido decidida.

Otras acusaciones

Mursi también está siendo investigado por su escape de prisión durante el levantamiento del año 2011 cotra Hosni Mubarak, así como también pesan sobre él cargos por asesinato y conspiración con el grupo palestino Hamas durante ese escape de la cárcel, aunque en ese caso no se han presentado cargos formales hasta ahora.

Mursi, el primer presidente electo democráticamente en Egipto, reemplazó tras una breve transición a Hosni Mubarak, quien salió de su cargo tras las protestas protagonizadas en el marco de la llamada “primavera árabe”. Sin embago, duró poco más de un año en el gobierno hasta que fue sacado de su cargo por los militares, que desde entonces han lanzado una feroz represión contra los Hermanos Musulmanes.

Las fuerzas de seguridad también han dado muerte a cientos de partidarios de Mursi durante las protestas suscitadas desde su caída. A su vez, el Gobierno acusa a los Hermanos Musulmanes de cometer actos de violencia. Cerca de 100 miembros de las fuerzas de seguridad han muerto desde el 14 de agosto, cuando la policía usó la fuerza para desbaratar campamentos de protesta pro Mursi en El Cairo.

DZC (Reuters, dpa)