1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Murió el director de orquesta austríaco Nikolaus Harnoncourt

El aclamado director de orquesta austríaco Nikolaus Harnoncourt, que anunció el pasado diciembre su retirada profesional, falleció en la noche del 5 de marzo a los 86 años como consecuencia de una grave enfermedad, informó la agencia APA. "Mis fuerzas físicas me obligan a cancelar todos mis planes futuros", explicó Harnoncourt en diciembre al hacer pública su retirada. En aquella ocasión se dijo que Harnoncourt dejaba un legado musical imborrable; a él se le atribuye el haber sentado nuevos parámetros en el arte de la interpretación. Los expertos en la materia sostienen que su Concentus Musicus de Viena perpetuará su espíritu pionero. "No será posible pasar por alto su trabajo en todas estas décadas", aseguró en Viena Monika Mertl, biógrafa del director. Harnoncourt fue violonchelista de la Sinfónica de Viena y profesor de Interpretación en el Mozarteum de Salzburgo. En el mundo de la ópera su éxito comenzó en Zúrich, y en Ámsterdam en la música clásica. Como director, tanto en el escenario operístico como en el terreno de los conciertos, trabajó con los principales solistas y orquestas europeas. Su trabajo discográfico abarca óperas, oratorios y obras sinfónicas de los siglos XVIII y XIX. Además, dirigió dos veces, en 2001 y 2003, a la Filarmónica de Viena en el Concierto de Año Nuevo. En Austria es considerado el decano de la música antigua y sus interpretaciones y teorías continúan generando divisiones entre sus fervorosos seguidores y quienes las rechazan de forma contundente. Con su exigencia de usar instrumentos originales y estudiar las partituras históricas revolucionó el arte de la interpretación. Incansablemente buscó comprender y desvelar lo que el compositor realmente quería decir con su obra y ofreció así interpretaciones innovadoras y sorprendentes. Fue el primero que abordó la grabación de las obras de Bach en su forma primitiva. En su trabajo fue fiel a su convencimiento de que "la meta no es la belleza del sonido, sino la transmisión de determinadas cualidades de expresión". (EFE)