Mujeres en Ucrania: topless por la igualdad | Así es Alemania | DW | 18.05.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Así es Alemania

Mujeres en Ucrania: topless por la igualdad

Los derechos de las mujeres en Ucrania distan mucho de ser iguales a los de los hombres. Ahora, un grupo de feministas jóvenes quiere cambiar esa situación: sus armas: coronas florales tradicionales y senos desnudos.

default

Protesta por igualdad de género en Kiev

Cuando se piensa en Ucrania, la primera imagen que se evoca es el cabello rubio artísticamente trenzado de la ex primera ministra Yulia Tymoshenko. Siendo ella una de las empresarias más exitosas de Ucrania, y la primera ministra mujer del país, ella lucho por establecer muchos derechos para las mujeres durante su tiempo en el gobierno.

En cualquier empleo donde trabajan las mujeres ganan todavía 30 por ciento menos que los hombres en la misma posición, y rara vez llegan a puestos directivos.

Hasta hace poco, el feminismo era más o menos desconocido en Ucrania. Pero ahora, un grupo de mujeres jóvenes está tratando de cambiar eso con métodos muy llamativos.

Protestando topless

El café Kupidon, situado en Kiev, la capital de Ucrania, está llamando mucho la atención a causa de docenas de mujeres ligeras de ropa, quienes traen sus lápices labiales, maquillaje y secadoras de cabello. Están preparándose para salir a la calle y encabezar un mitín topless.

Una de las disconformes, Inna Chevchenko, explica que esa la única forma de llamar la atención para su causa.

"No es fácil desnudarse", dijo Chevchenko a la Deutsche Welle. "Pero tenemos que rasgarnos la ropa para llamar la atención. Esto desconcierta a la gente y les hace entender que se trata de una situación muy grave."

Julia Timoschenko Aufhebung Wahlergebnis

Julia Timoschenko ex-primera ministra de Ucrania


Chevchenko luce el logotipo amarillo y azul de su asociación de mujeres “Femen”: dos senos con los colores nacionales de Ucrania. Femen comenzó realizar protestas desnudas por las calles de Ucrania en 2008. Chevchenko, de 20 años, es una de tres organizadoras.

Luchando por sus derechos

Femen comenzó sus protestas contra la prostitución y el turismo sexual, que son un gran problema en Ucrania, donde el salario mensual promedio es de sólo unos doscientos euros. Según Femen, el 60 por ciento de las estudiantes ucranianas han tenido sexo por dinero, por lo menos una vez.

"Somos lindas, inteligentes y sexys, pero en nuestro país no tenemos muchas oportunidades para desarrollar todo nuestro potencial", explica Chevchenko. "Por eso nuestras protestas comprenden temas políticos, culturales y sociales. Las mujeres deben estar presentes en todos los aspectos de la vida de nuestro país".

Llamando la atención

Vorbereitungen zu und während einer Protestaktionen der Gruppe Femen in Kiew

Militante de Feme durante la protesta

Los periodistas y fotógrafos siguen de cerca los preparativos.

Por supuesto que me avergüenzo de estar desnuda frente a todos estos camarógrafos y fotógrafos", dice Sasha. "Pero ellos son nuestros colaboradores de alguna manera: sin ellos el mundo no sabría de nosotras, de nuestras ideas y los problemas que abordamos."

Las mujeres se dirigen a Maidan, la plaza principal de Kiev. Toman sus posiciones, tiran sus sujetadores, levantan un brazo y gritan: "¡Las mujeres ucranianas contra el fascismo" Frente a ellas alrededor de 50 periodistas de video y foto que compiten por la mejor posición.

Algunos críticos dicen que, al mostrar sus cuerpos desnudos, las integrantes de Femen forman parte del cliché contra el que están luchando. Sin embargo, otros les aplauden por sacudir de una forma singular a una sociedad demasiado pasiva, que se ha cansado de protestas desde la Revolución Naranja en 2004 y las desilusiones que siguieron.

Femen ciertamente ha tenido éxito en atraer la atención de los medios de comunicación internacionales. Lo que sólo puede ser superado por el Campeonato Europeo de Fútbol en 2012, así las manifestantes puedan demostrar que son algo más que un truco de relaciones públicas.

Autores: Mareike Adén, Kiev / ji, Patricia Vera-Camacho

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda