1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

Mujeres en la ciencia: la lucha por la igualdad continúa

Emilie Marcus, redactora jefe de la renombrada revista “Cell” explica en entrevista con DW por qué una mayor cuota femenina en la investigación podría traer mejores resultados que impulsarían el desarrollo científico.

Emilie Marcus, redactora jefe de la revista científica Cell.

Emilie Marcus, redactora jefe de la revista científica "Cell".

Deutsche Welle: ¿Por qué es importante que la igualdad de oportunidades también esté presente en la ciencia?

Emilie Marcus: La ciencia misma muestra que solo la diversidad de perspectivas y puntos de vista nos permite avanzar, ya que genera nuevas ideas. Si en lugar de eso nos limitamos y nos remitimos únicamente a aquello que conocemos, sin un enfoque basado en la diversidad, no progresamos.

Por eso es tan importante que en la ciencia –como en otras áreas- haya una mezcla, una multiplicidad de ideas y perspectivas. Para que exista esa diversidad tiene que haber un porcentaje equilibrado de hombres y mujeres en la investigación. Claro que también hay otros aspectos, pero los resultados son mejores cuando los equipos son mixtos porque los temas son tratados de manera diferente.

¿Existen temas científicos que no se investigan porque no hay suficientes mujeres científicas?

Creo que sí, que hay ciertos puntos de vista que no se tienen en cuenta porque la cuota femenina en la ciencia es demasiado baja. Claro que tampoco sé si todos esos temas son relevantes. Sin embargo, los estudios de género actuales demuestran que los temas que eligen las investigadoras son distintos si están en un equipo formado solo por mujeres que si lo están en grupos mixtos o con mayoría de hombres. Es decir, que hay pruebas fehacientes de que las investigadoras se ocupan de temas que, de otro modo, pasarían inadvertidos. Pero desde una perspectiva global se debe decir que es mejor que las mujeres propongan sus temas en grupos de trabajo mixtos.

¿Nos puede dar ejemplos de los temas que quedan relegados porque no hay mujeres en la investigación?

Las mujeres son más sensibles y les preocupan más los efectos de las investigaciones. En general, las mujeres se interesan por los aspectos humanos de la investigación científica y se ocupan de su significado para la sociedad y el medioambiente. Son integradoras y abiertas a las ideas diferentes, y cuestionan su propia manera de ver las cosas. Un grupo homogéneo, no mixto, no haría eso.

¿Brindan los investigadores hombres más su apoyo a otros hombres porque los entienden mejor?

No quisiera hacer ese tipo de generalizaciones. No sirve de nada poner a las mujeres en contra de los hombres o viceversa. Por supuesto que ambos tienen formas distintas de observación y de análisis. Y claro que es también un hecho que los grupos de iguales buscan a sus iguales, no importa si son hombres o mujeres. Por eso no deberían existir grupos homogéneos, ya que son un obstáculo para la apertura a nuevas ideas y a formas de pensamiento diferentes.

El tema de la igualdad de oportunidades para hombres y mujeres en la ciencia no es nuevo. Hay un gran debate al respecto y, sin embargo, nada cambia. ¿Por qué?

Pienso que tenemos que tener en cuenta la estructura de la investigación científica. El entorno es extremadamente competitivo y la presión aumenta cada vez más. Es decir, por un lado, tenemos un punto de partida que es todo un desafío y, por el otro, una investigación académica personalizada, que premia y otorga cargos a determinados individuos. El aspecto grupal tiene una importancia secundaria. Se puede comparar ese campo orientado a la competencia con el de un atleta olímpico, independientemente de si es hombre o mujer. Tiene que dar todo por su carrera y renunciar a muchas cosas. Solo así pueden progresar. El medio de la ciencia no siempre es óptimo.

La Dra. Emilie Marcus es redactora jefe de la renombrada revista científica “Cell”, en la que se publican investigaciones sobre biomedicina, entre otras, las de muchos premios Nobel. Emilie Marcus obtuvo su doctorado en la Universidad de Yale, Connecticut, EE. UU. Fue invitada a la “Falling Walls Conference”, en Berlín, donde científicos, políticos y grupos de activistas sociales debaten sobre el futuro de la ciencia y de la sociedad.

DW recomienda