1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Mujer se inmola en pleno centro de Estambul y mata a un policía

El ataque ocurrió en el distrito turístico de Sultabahmet, en el casco histórico de la ciudad turca. La terrorista entró a la comisaría diciendo que había perdido su billetera.

Una mujer que entró a una comisaría hablando en inglés se inmoló este martes (06.01.2015) en Estambul, muriendo en el acto y causando la muerte de un policía, de acuerdo a los primeros reportes de las autoridades de Turquía. Un segundo agente fue herido en la acción, ocurrido en el distrito turístico de Sultanahmet, en pleno casco histórico de la ciudad, cerca del monumento de Santa Sofía.

El gobernador de Estambul, Vasip Sahin, informó que “una mujer hizo estallar la bomba que llevaba adosada a su cuerpo en la comisaría de la Policía Turística tras entrar y asegurar en inglés que había perdido su monedero. Un policía ha sido trasladado al hospital, gravemente herido. Otro ha sufrido heridas leves. Estamos trabajando para determinar la identidad de la atacante. Sólo habló en inglés e intentamos averiguar si es turca o extranjera”.

El policía que menciona el gobernador Sahin, identificado como Kenan Kumas, falleció poco después debido a la gravedad de las heridas que sufrió. Un testigo explicó a la cadena CNN Turquía que la mujer iba bien vestida, medía aproximadamente 1,70 metros y pidió a los transeúntes que le indicasen dónde estaba la policía turística, hablando un “mal inglés”. “Luego escuchamos la explosión y dos disparos. La atacante estaba muerta en el suelo”, añadió el testigo.

No es el primero

El suceso causó alarma en la zona, habitualmente muy visitada por los turistas, y el transporte público quedó interrumpido aunque fue restablecido apenas una hora más tarde. CNN Turquía informó que los policías hicieron estallar de forma controlada otro dispositivo explosivo que llevaba la mujer. El primer ministro Ahmet Davutoglu alabó el trabajo de las fuerzas de seguridad, destacando “la valentía de nuestros agentes, que se sacrificaron para evitar más muertes”.

Ya el 1 de enero, la policía de Turquía había evitado que un hombre fuertemente armado perpetrara un ataque en el palacio de Dolmabahce de Estambul, donde el primer ministro Ahmet Davutoglu tiene una oficina. El hombre arrojó una granada de mano contra uno de los guardias que se encontraba apostado al frente de las instalaciones. La granada no explotó y el individuo fue inmediatamente arrestado, en un ataque que reivindicó la organización de extrema izquierda DHKP-C.

DZC (dpa, EFE, AFP)