Muertes por naufragios en el Mediterráneo sumarían 700 | El Mundo | DW | 15.09.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Muertes por naufragios en el Mediterráneo sumarían 700

La Organización Mundial de Migraciones investiga presunto hundimiento criminal de una embarcación con 500 inmigrantes.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) informó este lunes (15.09.2014) que está investigando las denuncias realizadas por dos sobrevivientes de una tragedia marítima, quienes aseguraron que un grupo de traficantes hundió a propósito un bote con unos 500 inmigrantes sirios, palestinos, egipcios y sudaneses en el mar Mediterráneo. Esas víctimas se sumarían a las presuntas 200 muertes que dejó otro naufragio en Libia.

“Si esta historia, que está siendo investigada por la policía, resulta ser cierta, sería el peor hundimiento en los últimos años. Sería además especialmente grave porque no sería un accidente, sino un caso de asesinato masivo”, aseguró la OIM en un comunicado. Aparentemente, los traficantes quisieron pasar a los inmigrantes a una embarcación más precaria. Al negarse, fueron hundidos frente a las costas de Malta.

“Los traficantes llegaron a bordo de dos botes y ordenaron a los inmigrantes cambiar de embarcación en el medio del mar. Los inmigrantes dijeron que era demasiado peligroso y se negaron”, dijo a Reuters Christiane Berthiaume, portavoz de la OIM. Los dos supervivientes palestinos que entrevistaron fueron rescatados por un barco de carga que pasó cerca después de pasar 36 horas en el mar. El carguero los llevó a Pozzallo, en Sicilia, el sábado.

Aprovechan la crisis libia

La organización está investigando, asimismo, las informaciones sobre la desaparición de unas 200 personas tras un accidente el domingo 14 de septiembre frente a las costas de Libia. La web de noticias libia Al Wasat señaló, basándose en fuentes de la Marina, que más de 160 personas murieron al hundirse frente a las costas de Libia la precaria embarcación en la que viajaban.

Al menos 36 inmigrantes consiguieron ser rescatados de las aguas con vida, entre ellos una mujer embarazada, y fueron llevados al hospital. Los traficantes de personas se están aprovechando de la crisis en Libia, donde se enfrentan diferentes milicias, para tratar de llevar a los inmigrantes hasta la isla italiana de Lampedusa, situada a unos 300 kilómetros al norte. La OIM calcula que llegaron a Italia unos 108.000 solicitantes de asilo hasta fines de agosto, frente a los 43.000 de todo 2013.

DZC (dpa, Reuters)