Muerte de Gadafi cierra un capítulo en Libia | Política | DW | 20.10.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Muerte de Gadafi cierra un capítulo en Libia

Mientras las primeras imágenes truculentas de Gadafi muerto comenzaban a circular por las pantallas de los canales de TV, miles de personas celebraban en las calles y plazas de Trípoli, Bengasi y otras ciudades libias.

Una imagen de Gadafi, entre escombros, en Sirte.

Una imagen de Gadafi, entre escombros, en Sirte.

El jefe de Defesa libio, Yalal Al Digheily, confirmó este jueves en rueda de prensa la muerte de Muamar al Gadafi. También el vicepresidente del Consejo Nacional de Transición libio, Abdulhafis Ghoga, confirmó su muerte. "Podemos decir al mundo que Muamar al Gadafi ha muerto a manos de los rebeldes", dijo en rueda de prensa en Bengasi. "Así se pone fin a la tiranía de Gadafi. El capítulo está cerrado", afirmó.

El derrocado dictador libio se convirtió así en el primer jefe de Estado al que la "primavera árabe" no sólo le costó el poder, sino también la vida. Sirte, su ciudad natal, cayó este jueves en manos de las tropas de la revolución junto con el ex ministro de defensa Abu Bakr Yunis, a quien también dan por muerto algunas fuentes.

Fin de la incertidumbre

Gadafi estuvo dando vueltas durante semanas como un fantasma por Libia. Los insurgentes habían liberado la capital, pero con sus mensajes de audio, que pudo difundir a través de la televisión siria, el dictador desaparecido propagaba el miedo y la disensión. Y algunos libios, para quien el hombre fuerte del país durante cuatro décadas esa casi como una fuerza de la naturaleza, consideraban posible que algún día regresara al poder.

El hecho de que Gadafi haya sido encontrado en su ciudad natal, Sirte, sorprendió al gobierno de transición, pues se creía que se encontraba escondido en el sur de Libia, en el desierto, cerca de la frontera con Argelia.

Proceso político

Ahora que Gadafi ha muerto comienza el grueso del trabajo para el Consejo Nacional de Transición y su presidente, Mustafa Abdel Yalil, pues hasta la fecha tanto él como el gobierno de transición que encabeza el primer ministro Mahmud Yibril han sostenido siempre que el proceso político arrancaría cuando fuesen "liberados" los últimos territorios al este de Trípoli.

Ahora tendrán que recuperar las armas que tienen los insurgentes, organizar elecciones y decidir quién de la antigua cúpula comparecerá ante los tribunales. (dpa)

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda