Mueren el agresor y una víctima del ataque en tren suizo | Europa | DW | 14.08.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Mueren el agresor y una víctima del ataque en tren suizo

La víctima es una mujer de 34 años que falleció a causa de las heridas. Además, hay otros cinco heridos, entre ellos un niño de seis años, que están graves.

Dos personas murieron en Suiza tras un ataque perpetrado por un hombre de 27 años el sábado (13.08.2016). Se trata de una de las víctimas y el propio agresor, que no sobrevivió a las quemaduras del incendio que él mismo causó. El trasfondo del ataque es aún un misterio, pero la Policía descarta que haya habido una motivación terrorista. "No hay por ahora ningún indicio que apunte a un hecho terrorista o de motivación política", informó este domingo (14.08.2016).

El sábado por la tarde, en torno a las 14:20 horas,un suizo provocó un incendio en un vagón de tren e hirió con una navaja a seis pasajeros en el cantón suizo de St. Gallen, junto a la frontera con Liechtenstein. Poco antes de llegar a la estación de Salez, el responsable vertió en el vagón un líquido inflamable que se prendió de inmediato. Los heridos son dos hombres de 17 y 50 años, dos mujeres de 17 y 43 años y el niño de seis.

Sangre fría

En base a las grabaciones de las cámaras, las autoridades creen que el atacante, de "apellido típicamente suizo", actuó solo. El hombre estaba empadronado en un cantón suizo y su domicilio fue registrado en la noche del sábado. No había sido fichado antes nunca por la Policía. Haciendo gala de una enorme sangre fría, el conductor del tren siguió adelante hasta la próxima estación pese a la alarma de incendio en vez de parar en el lugar, lo cual, según la Policía, facilitó enormemente las labores de socorro. Entre 50 y 60 pasajeros del convoy recibieron atención psicológica. Al lugar del incidente fueron enviados tres helicópteros de rescate y varios médicos de emergencias.

Un hombre que estaba en el andén prestó primeros auxilios al sospechoso, gravemente herido, en cuanto se abrieron las puertas. Él fue quien sacó del vagón lleno de humo al atacante. El hecho generó temores de un ataque terrorista por su similitud con el que se produjo en Wurzburgo, Alemania, el 18 de julio, cuando un refugiado afgano de 17 años hirió de gravedad a varias personas en un tren regional con un hacha y un cuchillo.

MS (dpa/rtrla/efe)

DW recomienda