1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Muere el fiscal secuestrado por dos hombres en Estambul

Según fuentes hospitalarias, Mehmet Selim Kiraz ha muerto a causa de las graves heridas producidas durante su secuestro.

El fiscal, que fue secuestrado hoy (31.03.2015) en el Palacio de Justicia de Estambul por dos hombres armados, ha muerto a causa de sus graves heridas, informaron fuentes del hospital. Sus dos secuestradores, presuntamente militantes de ultraizquierda, murieron en la operación policial y el fiscal fue evacuado en una ambulancia sobre las 18.00 horas GMT, gravemente herido.

Horas después, el hospital donde fue ingresado emitió un comunicado, citado por la emisora NTV, para señalar que no había podido salvarlo debido a la gravedad de sus heridas. El fiscal, que fue retenido en el edificio central de Justicia de la ciudad, era el responsable del caso del joven Berkin Elvan, que murió después de haber resultado herido con un cartucho de gas lacrimógeno de la policía durante las protestas de 2013 en el parque Gezi, junto a la plaza Taksim.

Exigencias de los secuestradores

La policía negoció durante seis horas con sus secuestradores y finalmente decidió ingresar a la fuerza, después de que se escucharan disparos provenientes de la oficina del fiscal. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, informó en una comparecencia en Rumanía, donde se halla de viaje oficial, que Kiraz fue ingresado en el hospital con tres balas en la cabeza y dos en otras partes del cuerpo. Al parecer, los secuestradores habían exigido que la policía turca hiciera públicos los nombres de los agentes que causaron la muerte de Elvan.

El padre de Elvan, Sami Elvan, dijo en Twitter que no deseaba que nadie resultara herido. "Solo quiero un proceso justo", escribió. En el perfil de Facebook del Partido-Frente Revolucionario de Liberación Popular (DHKP-C, por sus siglas en turco), al que presuntamente pertenecían los secuestradores, podía verse cómo el fiscal, amordazado, era amenazado con una pistola en la cabeza. Se desconoce cómo pudieron ingresar los secuestradores al edificio.

MS (dpa/efe)