′′Mubarak: peón sacrificado″ | La prensa opina | DW | 14.04.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

''Mubarak: peón sacrificado"

La detención provisional del ex presidente egipcio, Hosni Mubarak, y el débil papel que cumple la OTAN en Libia son los temas comentados hoy por los editorialistas europeos.

default

Hosni Mubarak: en el tablero del poder.

El País, de Madrid: “La detención provisional de Hosni Mubarak, apenas dos meses después de que el dictador fuera defenestrado por la calle, es una señal positiva para Egipto. Si para los generales que dirigen desde entonces con plenos poderes el más importante país árabe significa un respiro en las crecientes protestas y sospechas ciudadanas de que intentan proteger a toda costa al que fue rais durante 30 años, para los egipcios que siguen invocando justicia representa un mensaje de que las cosas se mueven. La democracia no es una inclinación natural de los militares árabes. Los generales egipcios se ganaron el respeto de sus compatriotas al forzar la caída del déspota y proteger el ansia de dignidad y libertad de su pueblo. Deben volver cuanto antes a sus cuarteles, pero tras garantizar que el mecanismo de transición que pilotan desemboca en una sociedad plural y abierta.”

Paso importante, pero no suficiente

Die Welt, de Berlín: "Mubarak es ahora un peón sacrificado de los nuevos gobernantes. Las altas condenas a prisión contra bloggers y activistas de derechos humanos en procesos a puerta cerrada y sin asesoría jurídica para los acusados ​​parecía un déjà-vu para los egipcios. El sentimiento de impotencia de que la revolución de la Plaza Tahrir en El Cairo había derrocado a Mubarak, pero que no había provocado ningún cambio de fondo en la estructura de poder militar a orillas del Nilo, es para los valientes jóvenes egipcios tan cotidiano como decepcionante. Los generales muerden ahora la mano que por muchos años les dio de comer. Este es un paso correcto e importante, pero no será suficiente para salvarse a sí mismos en esta nueva era.”

Transición democrática

Financial Times Deutschland, de Berlín: “La forma en que el ejército decidió proceder a discreción para entregar a Mubarak a la justicia no es un procedimiento jurídico estatal. Ésto no tiene nada que ver con principios democráticos, como la división de poderes. Esta regla entra en vigor, independientemente de que el proceso contra Mubarak sea aplaudido. En otros casos, la arbitrariedad jurídica del ejército recuerda de nuevo al régimen de Mubarak. Las libertades jurídicas, de opinión y de prensa deben formar parte de la transición democrática. Los políticos de Occidente, que se jactaron de ser amigos del movimiento democrático luego de la caída de Mubarak, también deberían exigirlo. La revolución egipcia todavía no ha sido lograda.”

OTAN en Libia: apoyo es endeble

de Volkskrant, de Amsterdam: “Algunos Estados miembros (de la OTAN) ni siquiera participan, otros sólo asumen tareas en las que no tienen que arriesgar nada. Hasta los estadounidenses permanecen en la sombra. La consecuencia es que el ejército de Gadafi puede responder más fuertemente. Además ya se adaptó a las circunstancias. El desplazamiento de tropas ya casi no se realiza por medio de vehículos militares, la población civil es utilizada como escudo. Sin embargo, la operación de la OTAN apenas se lleva a cabo desde hace tres semanas. En vista de la debilidad de los rebeldes, no se podía esperar que el Gobierno libio implosionara rápidamente. Además se pide cautela, porque el apoyo internacional para la acción militar es pues muy endeble."

Falta de compromiso

Neue Zürcher Zeitung, de Zúrich: “En el caso en el que Gadafi se mantenga en el poder, la OTAN podrá suspender en algún momento los ataques aéreos, sin perder demasiado su prestigio. Los ‘ataques ligeros’ brindan aparentemente una salida, porque se pueden llevar a cabo fuera de la alianza como una ‘coalición de los dispuestos’. Un ejemplo fue al principio la imposición de la zona de exclusión aérea sobre Libia. Tampoco molesta tanto si se inmiscuyen terceros, como la Unión Africana, al pretender asumir un rol de mediación. En una mirada más acuciosa estas misiones se revelan, no obstante, como una división de una alianza, ya que no son apoyadas por todos los miembros por igual. Británicos y franceses ya se han quejado por la falta de compromiso de los demás."

Autora: CMW / dpa

Editor:Pablo Kummetz

DW recomienda