1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

MSF pide investigación internacional por ataque a hospital

La organización humanitaria Médicos sin Fronteras exigió una investigación internacional del ataque estadounidense contra una clínica en la ciudad afgana de Kunduz, que tildó de "inaceptable".

La organización humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) pidió este miércoles (07.10.2015) que se establezca, conforme a las Convenciones de Ginebra, una comisión humanitaria internacional que investigue el ataque contra un hospital de Kunduz, en Afganistán.

MSF está en contacto con los 76 países signatarios del protocolo de las Convenciones de Ginebra, ya que necesita que al menos uno de ellos apoye su petición para que la comisión sea formada, dijo su presidenta, Joanne Liu.

Asimismo, la organización humanitaria ha pedido a Estados Unidos y Afganistán, responsables del ataque, que acepten formalmente esta investigación.

MSF: “La mayor pérdida en un bombardeo”

"El ataque de Estados Unidos es la mayor pérdida que nuestra organización ha sufrido en un bombardeo", dijo Liu en una conferencia de prensa. "Decimos basta, incluso en las guerras hay reglas", agregó la responsable, quien explicó que su organización quiere conocer toda la verdad de los hechos para después decidir si formula una acusación penal contra los responsables.

"En Kunduz, nuestros pacientes se calcinaron en sus camas. Enfermeras, doctores y otros colaboradores fueron asesinados mientras trabajaban. Nuestros colegas tuvieron que operarse unos a otros... uno de nuestros médicos murió sobre un escritorio convertido en mesa de operaciones improvisada mientras sus colegas intentaban salvarle la vida", relató Liu.

Desmienten presencia de talibanes en hospital

Estados Unidos reconoció el martes pasado que el ataque había sido un error. El general John Campbell, comandante de las fuerzas internacionales en Afganistán, ofreció sus condolencias por la muerte de los civiles. Una investigación militar estadounidense está en marcha, pero MSF exige una "investigación transparente e independiente" de los ataques.

Según la organización, corresponderá a Estados Unidos y a Afganistán demostrar que no se trató de un crimen de guerra. "Este no fue un ataque aleatorio en el que se dañan instalaciones, se trató de un ataque metódico y preciso, no hay duda de esto. El edificio (del hospital) era el blanco", señaló Bruno Jochum, responsable del centro operacional de MSF en Ginebra.

Liu y Jochum desmintieron las versiones del Gobierno de Afganistán de que en el hospital había terroristas, por lo que se pidió a Estados Unidos efectuar el bombardeo. El personal de MSF que se encontraba en el hospital durante el ataque ha asegurado que allí no había ninguna persona armada.

VT (efe, dpa)