1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

MSF denuncia el "fracaso global" que impidió contener la epidemia de ébola

"Médicos Sin Fronteras" denunció el "fracaso global" que impidió contener el brote de ébola surgido hace un año en Guinea Conakry, una enfermedad que ya terminó con la vida de 10.000 personas.

La organización Médicos Sin Fronteras (MSF) denunció este lunes (23/3/2015) el "fracaso global" que impidió contener el brote de ébola surgido hace un año en Guinea Conakry para evitar que se convirtiera en una epidemia que ya ha matado a 10.000 personas y aún no ha sido derrotada.

"Debemos aprender de las lecciones de este brote, desde la debilidad de los sistemas de salud en los países en desarrollo a la parálisis y la lentitud de la ayuda internacional", denuncia MSF enun informe hecho público hoy.

"Llevado al límite y más allá" es el título del documento, muy crítico con la gestión de la epidemia de ébola en África Occidental durante el último año, en el que MSF denuncia las deficiencias de la respuesta mundial a la crisis.

Alertas tempranas fueron ignoradas

En marzo del pasado año se comenzaron a recibir alertas tempranas de casos de ébola en Guinea, que, sin embargo, fueron negadas inicialmente por parte de los países afectados y la indiferencia de la comunidad internacional.

"La epidemia de ébola ha sido un evento excepcional que ha expuesto cómo de ineficaces y lentos son los sistemas de salud y de asistencia a la hora de responder a situaciones de emergencia", lamentó el presidente internacional de MSF, Joanne Liu.

La organización incide en los efectos de la "coalición mundial de la inacción" durante varios meses, en los que el virus se propagó violentamente y sin control, lo que llevó a MSF a liderar la llamada a la movilización de recursos médicos civiles y militares internacionales.

"Fallas institucionales con consecuencias trágicas"

"El brote de ébola ha sido a menudo descrito como una tormenta perfecta: una epidemia transfronteriza en países con débiles sistemas de salud pública que nunca antes habían conocido el ébola", explicó el director general de MSF, Christopher Stokes. "Para que el brote de ébola se convirtiera en una espiral fuera de control fue necesario que fallaran muchas instituciones. Y lo hicieron, con consecuencias trágicas y evitables", según Stokes.

Frente a una epidemia excepcionalmente agresiva y una respuesta internacional débil, los equipos de MSF se centraron en la atención al paciente, la vigilancia, la seguridad en los entierros y la divulgación sobre los peligros de la enfermedad. "En los momentos más virulentos del brote, los equipos de MSF fueron incapaces de admitir más pacientes o proporcionar la mejor atención posible", lamentó Liu.

CP (efe, afp)