1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Motín abortado deja muertos en Guatemala

Un grupo de internos planeaba fugarse durante la nochevieja. Tras un enfrentamiento, lograron hacerse con el control de un sector de la cárcel de Puerto Barrios, 300 kilómetros al norteste de la capital.

Una reyerta en la cárcel guatemalteca de Puerto Barrios, en el departamento caribeño de Izabal, derivó en un motín que ha costado la vida al menos a ocho reclusos y ha dejado 24 heridos, según ha informado la propia Dirección General del Sistema Penitenciario. Solo nueve de ellos continúan hospitalizados. La ministra de Gobernación, Eunice Mendizabal, y el viceministro de Seguridad, Elmer Sosa, viajaron al lugar para coordinar la operación que emprendió la Policía Nacional Civil (PNC), con apoyo de unidades militares, donde ya han conseguido "retomar el control".

La riña se habría originado aparentemente por un plan de fuga que las autoridades "lograron evitar", ya que se encontraron varios "boquetes". Los hechos comenzaron el jueves (31.12.2015) a las cuatro de la tarde (22.00 GMT), según la Fiscalía Guatemalteca, cuyos agentes consiguieron entrar al presidio cinco horas más tarde. Sin embargo, se vieron repelidos un par de horas después. Consiguieron volver a entrar a las siete de la mañana del viernes, hora local.

Instalaciones saturadas

Los reos amotinados se atrincheraron en uno de los sectores del penal, construido para albergar a 175 presos pero en el que había 944 internos, donde quemaron colchonetas y otros enseres y desconectaron el sistema de electricidad. Los cadáveres fueron llevados a la morgue para investigar las muertes, aunque las autoridades adelantaron que dos fueron decapitados y otros dos "carbonizados".

Mendizábal destacó que los 62 guardias penitenciarios, junto con personal de la Policía Nacional Civil (PNC) y del Ejército, evitaron la fuga de reos, así como que el conflicto se trasladara a otros sectores del centro penitenciario. En este mismo centro penitenciario se registró en abril de 2014 una riña que dejó siete presos heridos.

LGC (dpa / EFE / AFP)


DW recomienda