1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Moscú desmiente supuesto ciberataque ruso a la Casa Blanca

Rusia negó estar involucrada en un ataque de hackers rusos en la segunda mitad del año pasado en "áreas sensibles" de la red informática de la Casa Blanca, como informara el canal de noticias CNN.

"Ya parece un chiste: Rusia es responsabilizada de todo", dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, en Moscú, al referirse a un informe de este martes (7.04.2015) transmitido por el canal de noticias CNN citando a funcionarios del gobierno estadounidense. "Lo más importante es que nadie encuentre ahora submarinos rusos en el río Potomac, como ya sucedió en otros países", añadió en broma. El Potomac pasa por Washington.

Paeskov dijo que Rusia está interesada en colaborar con Estados Unidos en la solución de crisis y problemas internacionales y rechazó una "demonización" mutua. De acuerdo con agencias de noticias rusas, Peskov agregó que todos los días hay cientos, e incluso a veces miles de ciberataques contra el Kremlin y la página web del presidente Vladimir Putin.

El canal estadounidense informó esta semana sobre una "grave intrusión", aunque Ben Rhodes, asesor de seguridad nacional, ha insitido en que el ataque no comprometió sistemas clasificados de la Casa Blanca y se negó a confirmar los reportes de que Rusia estaría dentrás del incidente: "no hablamos del origen de las intrusiones cibernéticas", afirmó. Según CNN, sin embargo, los hackers habrían accedido a detalles no revelados sobre la agenda del presidente Barack Obama. Ese tipo de datos son valiosos para los servicios secretos extranjeros, señala el canal citando fuentes gubernamentales.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI), el Servicio Secreto -a cargo de la seguridad del presidente- y las agencias de inteligencia estadounidenses están investigando el caso. El ataque es considerado uno de los más sofisticados llevados a cabo contra la Casa Blanca. Según los investigadores, determinados códigos indican que los hackers trabajaban para el gobierno ruso. Sin embargo, este tipo de indicios también pueden ser falseados para establecer pistas equívocas.

RML (dpa, afp, cnn)