Morales exige “respuestas y disculpas públicas” | América Latina | DW | 05.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Morales exige “respuestas y disculpas públicas”

El presidente boliviano amenazó con cerrar la embajada de EE.UU. y volvió a acusar a España de haber querido revisar su avión, durante un acto en el que recibió el apoyo de varios mandatarios latinoamericanos.

Evo Morales se reunió la noche del jueves con los presidentes de Argentina, Ecuador, Surinam, Uruguay y Venezuela en la ciudad boliviana de Cochabamba, donde firmaron una declaración a la que se sumaron delegaciones de alto nivel de Brasil, Chile y Perú. El documento, leído por el canciller boliviano, David Choquehuanca, exige "respuestas y disculpas públicas" a España, Francia, Italia y  Portugal, involucrados en el incidente en el que se negó al avión de Morales autorización para sobrevolar esos países.

Embajador español

Poco antes de la reunión, los presidentes invitados asistieron a un acto público con las organizaciones sociales que apoyan al gobierno de Evo Morales. Allí, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, tildó de "abusador" al presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, porque su embajador en Viena le había pedido revisar el avión presidencial boliviano para autorizar el plan de vuelo sobre territorio ibérico.

En ese marco, el presidente boliviano contó los detalles sobre la conversación con el diplomático español y dijo que podía cerrar la embajada de Estados Unidos en Bolivia por este caso. "No me va a temblar la mano para cerrar esa embajada (...) sin Estados Unidos estamos mejor", afirmó. "No soy un mentiroso, el embajador de España en Viena intentó en tres oportunidades revisar el avión de la Presidencia (incluso) me dijo 'porque no nos invitas cafecito y revisamos el avión'", relató Morales al recordar su paso por la capital austríaca donde permaneció "de emergencia" por 13 horas entre el martes y miércoles a la espera de un nuevo plan de vuelo.

Peligroso precedente

Las delegaciones firmantes denunciaron la violación de tratados internacionales establecidos en Naciones Unidas. "(Este incidente) sienta un peligroso precedente en derecho internacional" señala el documento, que además instruye la creación de una comisión de seguimiento al caso y presentación de una denuncia al Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Los seis mandatarios también acordaron compartir el contenido de la declaración en la próxima reunión del Mercosur del próximo 12 de julio, cuando los mandatarios de la Unión Sudamericana de Naciones (Unasur) coincidan y pidió a las organizaciones multilaterales, que aún no lo hicieron, un pronunciamiento de condena.

"Estamos exigiendo respuestas, si no reaccionaremos como las circunstancias legales aconsejen", sentenció el presidente de Ecuador, Rafael Correa, durante la sesión de comentarios que antecedió a la firma de la declaración. El presidente Correa y su colega de, Uruguay, José Mujica, atribuyeron, en ese marco, la prohibición de sobrevuelo al interés de Estados Unidos de capturar al fugitivo Edward Snowden, el informático norteamericano que desveló secretos de espionaje de su país.

Derecho de asilo

En ese marco, la declaración revalora el universal derecho de asilo. Poco antes, el mandatario ecuatoriano aseguró que Morales tenía "el derecho" de asilar a Snowden o a cualquier persona. "Si iba Snowden o no en el avión, era irrelevante.  Se trata del derecho de asilo que está en la Carta de Naciones Unidas", subrayó.

La presidenta de Argentina, Cristina Kirchner, calificó el relato de Morales de "feo y escalofriante" por el riesgo que sorteó la nave presidencial cuando se le negó el espacio aéreo de Francia cuando ya estaba en vuelo.

El vuelo de Morales

Morales partió de Moscú el martes con la información de que Portugal le había negado el aeropuerto de Lisboa, donde su nave debía reabastecerse, "por problemas técnicos". Tenía el aval de España para aterrizar en las Canarias, sin embargo "en pleno vuelo" le informaron que Francia le cerró el espacio aéreo.

"Pensamos volver a Rusia, había el problema de combustible y así pedimos permiso para aterrizar de emergencia en Viena, Austria (...) Allí nos recibieron bien. El presidente de Austria se preocupó y vino a visitarme", contó Morales. Desde el aeropuerto vienés se diseñó un nuevo plan de vuelo, pero España, Italia y Portugal no habían autorizado el sobrevuelo. Las prohibiciones se levantaron progresivamente. España fue el último país en autorizar el paso del avión de la Fuerza Aérea Boliviana, después de 13 horas y tras el incidente con el diplomático español relatado por Evo Morales.

er (dpa, afp)

DW recomienda