Moody’s pone bajo presión a Portugal | Economía | DW | 06.07.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Moody’s pone bajo presión a Portugal

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, manifestó que "lamenta profundamente" que la agencia de calificación Moody's haya situado la deuda de Portugal al nivel de "bono basura".

ILLUSTRATION - Portugiesische Euromünzen liegen am Montag (10.01.2011) in Schwerin auf einer Nationalflagge von Portugal. Das hoch verschuldete Euro-Land Portugal wird doch die Finanzhilfe der Europäischen Union beantragen. Das erklärte der Finanzminister der geschäftsführenden Regierung, Fernando Teixeira dos Santos, am Mittwoch (06.04.2011) in Lissabon. Foto: Jens Büttner dpa/lmv

¿Más ayuda para Porugal?

La rebaja de la calificación de Portugal por parte de Moody's ha desatado especulaciones sobre un segundo rescate para Lisboa.

La posibilidad de que el país necesite un segundo rescate, según afirma Moody's, podría forzar a Lisboa a seguir la senda helena y, en ese sentido, a pedir más ayudas de la UE y del Fondo Monetario Internacional (FMI) para evitar la suspensión de pagos.

Elemento especulativo

"Lamento profundamente la decisión de una agencia de calificación de rebajar la deuda lusa", comentó Barroso, ex primer ministro portugués, en una intervención en el Parlamento Europeo en Estrasburgo. "En ausencia de nuevos eventos en torno a la economía lusa que pudieran justificar esa nueva postura (de Moody's), la decisión tomada ayer (...) no aporta más claridad, sino justo lo contrario, añade un elemento especulativo a la situación", subrayó Barroso.

"Con todos mis respetos a esa agencia específica, nuestras instituciones (de la UE) conocen Portugal un poquito mejor (...) no hay motivo para sentirse desmotivados o apartados (del objetivo de ajustes en el país luso), si somos fieles a la senda de la consolidación, tendremos éxito y volverá el crecimiento (a Porugal)", agregó.

La UE y el FMI concedieron a Lisboa un préstamo de 78.000 millones de euros (112.000 millones de dólares) en mayo pasado para evitar el colapso. (dpa)