1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Monumento a homosexuales víctimas de los nazis

El martes se inaugurará en Berlín otro monumento en recuerdo a las víctimas de la dictadura de Hitler: esta vez se honra la memoria de los gay y lesbianas perseguidos y asesinados por el nacionalsocialismo.

default

El monumento diseñado por Elmgreen y Dragset.

Los homosexuales fueron perseguidos, encarcelados e incluso asesinados durante el régimen del dictador Adolf Hitler. El olvido al que fue sometido ese hecho durante muchos años, sobre todo en la posguerra, encontrará su fin el martes, cuando el país inaugure un monumento en su memoria en el corazón de Berlín.

BdT Deutschland Holocaust Denkmal Konzert in Berlin

Monumento a las víctimas del Holocausto, en Berlín.

Alemania cuenta ya desde 2005 con un imponente monumento al Holocausto que recuerda a los millones de judíos asesinados por los nazis en toda Europa. La obra, un imponente conjunto de 2.711 bloques de hormigón de distinta altura, es obra del arquitecto estadounidense Peter Eisenman. Sin embargo, hasta ahora faltaba un "símbolo visible en un lugar importante del sufrimiento de esas almas maltratadas", los homosexuales, como dijo Christina Weiss, la que era ministra de Cultura cuando la Cámara baja del parlamento alemán, el Bundestag, aprobó la creación del monumento a los homosexuales en 2003.

El martes, su sucesor, el cristianodemócrata Bernd Neumann, y el alcalde de Berlín, el socialdemócrata Klaus Wowereit, que no oculta su homosexualidad, inaugurarán en Berlín el nuevo monumento a los gays y lesbianas víctimas del nazismo.

Besos ocultos

Denkmalsentwurf für homosexuelle Opfer des Nationalsozialismus

Lineas limpias y aspecto aplastante.

Esa obra, que ha supuesto un costo de cerca de 600.000 euros (casi 950.000 dólares) se ubicará en el famoso parque Tiergarten, muy cerca de la emblemática Puerta de Brandeburgo y justo frente al monumento a los judíos asesinados.El monumento ha sido diseñado por el dúo de artistas escandinavos Michael Elmgreen e Ingar Dragset y representa un cubo sostenido sobre columnas. En una de sus esquinas se puede ver una ventana a través de la que se ve una pareja homosexual besándose. La idea inicial era un beso entre hombres, pero ante la fuertes voces de protesta de grupos de lesbianas, finalmente se decidió mostrar un beso masculino y otro femenino.

"Con este monumento, la República Federal de Alemania quiere honrar a las víctimas de la persecución y el asesinato, mantener la memoria de la injusticia y mostrar un símbolo contra la intolerancia, la hostilidad y la marginación de gays y lesbianas", puede leerse en un texto que informa de la persecución que sufrieron los homosexuales en la época nazi. Se estima que durante el Tercer Reich se procesó a unos 54.000 homosexuales y cerca de 7.000 murieron en campos de concentración.

En Alemania, la homosexualidad entre adultos no dejó de estar penalizada hasta 1969, tras las reformas impuestas en 1968. En 1990, la Organización Mundial de la Salud retiró esa tendencia sexual de la lista de enfermedades psicológicas.

Desde el martes, las víctimas homosexuales del nazismo contarán con su monumento y muy pronto también lo tendrán los gitanos. En el mismo parque de Tiergarten se levantará próximamente un monumento diseñado por el artista israelí Dani Karavan que honrará a los más de 500.000 gitanos asesinados en el período nazi.

DW recomienda