1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

Mobile World Congress: lo último en telefonía móvil

Es pequeño, práctico y nos acompaña a todas partes: el mejor amigo del hombre se llama teléfono móvil. En Barcelona, el Mobile World Congress demuestra que las posibilidades del celular no están, ni de lejos, agotadas.

default

Televisión en el móvil: la tecnología ya existe.

¿Hubo vida antes del teléfono móvil? Pues sí, y resulta que desde entonces no ha pasado tanto tiempo. En poco más de una década, ese pequeño aparatito transportable que nos mantiene en contacto permanente con el mundo y en constante estado de disponibilidad, se ha convertido en un objeto de los que con razón reciben el calificativo de imprescindible. “Llego dentro de cinco minutos”, y ya quedan todos tranquilos.

Handymesse in Barcelona

Barcelona acoge el evento más importante del mundo en telefonía móvil.

El móvil es más que un teléfono. Del móvil depende incluso la vida social. Sin él no hay mensajes de amor, ni citas para ir al cine, y nadie espera si uno se retrasa. El teléfono fijo se ha convertido en un olvidado dinosaurio, en carne para el museo, y son pocos los que se resisten hoy a la tiranía del celular.

Por si esta dependencia fuera poca, el Mobile World Congress que se celebra hasta el próximo jueves (14.02.08) en Barcelona, demuestra que la cosa puede ir a más.

Todo en cinco centímetros

Handymesse in Barcelona

El móvil fino, la pantalla táctil: última moda celular.

El color, la ligereza de peso y la ultradelgadez son, según se comprueba recorriendo los pasillos del Mobile World Congress, el principal encuentro internacional de empresas de telefonía móvil, las tres características a la moda en el aspecto que de debe tener un celular. Las pantallas táctiles hacen furor. Y a ello se le suma, como no, el ofrecer cada vez más por menos: más funciones en menos espacio.

Es increíble, pero cierto: el mundo puede girar en torno a cinco centímetros. Y no es ningún truco de magia. Todo pura tecnología que ha logrado insertar en el mini-teléfono un sistema GPS, para no perder nunca el norte; radio, televisión y música, para cubrir cualquier rato libre; los documentos de la empresa, para intercambiarlos con los colegas mientras se conversa e Internet, para todo lo demás.

Unas 1.300 compañías de 191 países presentan en Barcelona sus novedades. Cuándo el cliente, o uno de los 50.000 visitantes que se esperan en el congreso, podrá disfrutar de los avances no está claro en algunos casos, pero no muy lejano en la mayoría.

Rápido, barato, sencillo y multiuso

Handymesse in Barcelona

Blackberrys en Barcelona.

Si cabía la menor duda, en Barcelona quedó despejada: móvil y MP3 están llamados a fusionarse. Hasta ahora, los teléfonos celulares convencionales cumplen a duras penas con su función musical, pero eso será pronto historia.

En Barcelona, Onmifone y LG han anunciado haber llegado a un acuerdo para integrar en los móviles un sistema de descargue de archivos musicales, a través de la red celular, que deberá estar disponible a lo largo de los próximos meses. Los teléfonos se adquirirán con licencia incluida en el precio y el usuario tendrá acceso a tantos títulos como desee durante año o año y medio.

Handymesse in Barcelona

Google también cabrá en el móvil.

Por otra parte, MusicGenome ha desarrollado un software inteligente que reconoce los gustos de su propietario y baja automáticamente, de Internet al teléfono, todas las canciones que se ajustan a su perfil musical.

El Internet y móvil es otra cuestión en la que aún queda campo por explorar, o más bien, cooperaciones a las que llegar. En ello están la mayoría de las marcas. T-Mobile negocia con Yahoo!, con quien también conversa Nokia. Los finlandeses mantienen además contactos con Windows Live y en Barcelona han dado a conocer que algunos de sus modelos, destinados a “ciertos mercados específicos”, tendrán pronto acceso a Google.

Handymesse in Barcelona

El futuro depende no sólo de la tecnología. También del precio.

En cuanto a la posibilidad de que la pantalla del teléfono móvil se convierta en una televisión portátil, la tecnología ya existe y sólo espera a que algunos países regulen el sector.

Entre tanta maravilla, cabe no olvidar ciertos principios básicos que sentencian sobre la vida o la muerte de cualquier innovación: la sencillez, el precio y la rapidez.

Ningún cliente quiere dedicar al manual de instrucciones de su celular más tiempo de que empleó en aprender a leer. Igualmente, si las nuevas funciones del móvil se escapan al bolsillo del usuario, tendrán poco futuro. Por eso T-Mobil se esfuerza ya en ofrecer tarifas únicas para toda Europa. Y para reducir el tiempo de espera, Alcatel-Lucent y NEC trabajan ya en una nueva generación de móviles capaces de transmitir datos a una velocidad 100 veces mayor que la de una línea DSL habitual.

DW recomienda