1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Misereor: 50 años de lucha contra la pobreza

La organización católica alemana de ayuda al desarrollo Misereor festejó hoy con una misa celebrada en la catedral de Aquisgrán sus 50 años de existencia, dedicada a la lucha contra la pobreza y el hambre en el mundo.

default

La organización católica ha apoyado proyectos en toda América Latina.

Medio siglo después de su fundación, la obra católica tiene integrada una red de 2.500 organizaciones de diverso tipo, desde la autoayuda de campesinos sin tierra y cooperativas agropecuarias a organizaciones de derechos humanos, remarcó el presidente de la conferencia episcopal alemana, el arzobispo Robert Zollitsch.

“Al lado de los pobres”

Financiada sobre todo por donativos y campañas de recaudación en la época navideña, Misereor entregó a sus socios en los países en vías de desarrollo unos 5.500 millones de euros (unos 8.000 millones de dólares al cambio actual), apoyando de esta manera unos 95.000 proyectos.

"Misereor sigue estando al lado de los pobres", expresó el obispo de Aquisgrán, Heinrich Mussinghoff, durante la misa solemne, destacando que con su trabajo "se les recuerda a los ricos la injusta distribución de los bienes y las posibilidades de vida". Cerca de 1.300 millones de personas tienen que sobrevivir con menos de un dólar por día, 840 millones no tienen ni siquiera eso y pasan hambre, dijo el arzobispo.

Apoyando a Latinoamérica

Misereor fue fundada en agosto de 1958 por Joseph Frings, el entonces cardenal de Colonia, que en una asamblea episcopal había urgido a la Iglesia Católica a trabajar para erradicar el hambre en el mundo.

A lo largo de su historia Misereor apoyó proyectos en prácticamente todos los países de América latina. La actual campaña de recaudación de fondos tiene como destinatario especial la Comisión para la Pastoral de la tierra de Brasil (CPT). "El trabajo de Misereor en Brasil se centra en la lucha por una distribución justa de los ingresos y de la propiedad, así como en la defensa de los derechos humanos", según indica el informe de la organización.

DW recomienda