1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Ministros de Justicia del G-8 por confiscación de activos transfronterizos del crimen organizado

Los ministros de Justicia y del Interior del grupo de los siete países más industrializados del mundo y Rusia (G8) acordaron hoy endurecer las medidas para confiscar activos transfronterizos en manos del crimen organizado, como la mafia. Los asistentes a la cumbre ampliarán a todos los miembros del G8 disposiciones judiciales como las que se aplican en Italia, donde en 2008 se confiscaron unos 4,3 millones de euros (seis millones de dólares aproximadamente) en activos a organizaciones como la Cosa Nostra siciliana y la Camorra napolitana.

La cifra de bienes confiscados en 2007 se multiplicó por tres, lo que apunta a que "se ha dado con la receta acertada" para luchar contra el tráfico internacional de drogas y armas, señaló el ministro del Interior italiano, Roberto Maroni.

En la tarde de hoy, los ministros del G8, formado por Estados Unidos, Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, Canadá y Rusia abordarán problemas relacionados con la inmigración ilegal, incluida la trata de blancas.

A los países mediterráneos les urge especialmente atajar este problema. Italia instó reiteradamente en los últimos meses a una solución conjunta de todos los países europeos. En 2008 unos 36.500 inmigrantes llegaron a las costas italianas. En lo que va de año se ha registrado un flujo de más de 6.000, según datos del Ministerio italiano del Interior.

El gobierno italiano, que actualmente ocupa la presidencia rotativa del G8, ha convertido la lucha contra la inmigración ilegal en una de sus principales prioridades. La introducción de medidas como la deportación de inmigrantes interceptados en aguas internacionales ha desatado polémica. El encuentro al que, aparte de representantes del G8, asisten el comisario de Justicia de la Unión Europea, Jacques Barrot, así como representantes de la Interpol y de la Oficina para la Política Antinarcóticos de Estados Unidos, se celebró bajo un estricto dispositivo de seguridad.

dpa