Ministro griego: “Nuestro país se niega a trabajar con la troika” | Economía | DW | 30.01.2015
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Ministro griego: “Nuestro país se niega a trabajar con la troika”

El titular de Finanzas heleno, Gianis Varoufakis, calificó al grupo formando por el FMI, el BCE y la Comisión Europea como un gremio antieuropeo e ilegal.

La primera reunión entre el gobierno de Grecia y el jefe del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, no fue todo lo halagüeña que se podría haber esperado. Al término del encuentro, realizado este viernes (30.01.2015) en Atenas y de una hora de duración, el ministro de Finanzas heleno, Gianis Varoufakis, declaró que el actual programa de recortes no es realizable en la práctica y recordó que el pueblo griego lo rechazó en las elecciones del pasado domingo.

Asimismo, apuntó que “nuestro país se niega a trabajar con la troika, que ni siquiera está reconocida por el Parlamento Europeo”, al tiempo que calificaba de gremio antieuropeo e ilegal al grupo confirmado por el Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional y la Comisión Europea que desde 2010 controla el cumplimiento de las condiciones del plan impuesto a Grecia a cambio del rescate. En cambio, sí mostró disposición a conversar por separado con cada una de esas instituciones.

Grecia tampoco se plantea pedir una ampliación del programa de rescate, afirmó Varoufakis. “Nuestra primera acción de gobierno no será renunciar al cuestionamiento racional de este programa pidiendo que se amplíe”, dejó claro, asegurando que la deuda, en las condiciones actuales, “no puede ser pagada”. El rescate fue autorizado siempre y cuando Grecia aplicara una dura política de recortes y austeridad y la troika ha dicho varias veces que exigirá que eso se cumpla.

Fin a la austeridad

Por su parte, Dijsselbloem instó al gobierno griego de mayoría izquierdista a cumplir con sus compromisos y rechazó la celebración de una conferencia internacional para estudiar una condonación parcial de la deuda, como pide el gobierno del primer ministro Alexis Tsipras. “Ya existe una conferencia de ese tipo, y se llama Eurogrupo”, dijo Dijsselbloem en referencia al conjunto de los ministros de Finanzas de los países del euro, que se reúnen periódicamente.

El jefe del Eurogrupo advirtió, sin embargo, que a Grecia no le queda mucho tiempo. El apoyo a Grecia dependerá de si “Atenas respeta sus obligaciones”, subrayó Dijsselbloem, y ahora le corresponde al gobierno “decidir sus posiciones antes de avanzar junto a la eurozona”. Si bien dijo que era demasiado pronto para juzgar al nuevo Ejecutivo griego, apuntó que si prosperan las promesas electorales, el presupuesto “se descarrilará pronto”.

Varoufakis aseguró que Atenas está decidida a implementar reformas para lograr que la economía sea más competitiva y para lograr un presupuesto equilibrado. “El pueblo griego decidió poner fin a la austeridad, pero está comprometido con una reestructuración de la economía”, afirmó. A fines de febrero concluye el plan de rescate, y si no se logra un acuerdo para prolongarlo, el país podría tener problemas financieros a partir de marzo.

DZC (dpa, Reuters, EFE)

DW recomienda