1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Ministro alemán de Finanzas critica cambio de rumbo en política de ahorro

Políticos como el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ponen en tela de juicio la política de austeridad. El ministro alemán de Finanzas critica el cambio de rumbo del político europeo.

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble.

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble.

En varios países europeos la voluntad de ahorrar está decayendo. También el presidente de la Comisión Europea, Manuel Barroso, pone en entredicho el sentido de la política de ahorro. No obstante, en entrevista con la emisora de radio Deutschlandfunk (DLF), el ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schäuble, mantiene una postura inflexible y exige que los tratados se lean con atención.

DLF: Señor Schäuble, ¿está usted enfadado con el señor Barroso por haber dicho que la austeridad había alcanzado sus límites naturales de respaldo popular?

Wolfgang Schäuble: No. Probablemente subestimó las reacciones a lo que dijo. Nadie se opone al crecimiento. Siempre dije que el mayor problema de Europa es el desempleo de los jóvenes. Pero este no se resuelve acumulando más deudas. Las deudas fueron la causa de la actual crisis. Por ello, tenemos que continuar una política inteligente. Estamos teniendo éxito. Si ahora volvemos a contraer más deudas, la miseria comenzaría de nuevo y esa sería la respuesta equivocada.

¿Se puede resolver el problema del desempleo ahorrando?

En Alemania, comenzamos este período legislativo con una deuda de 86 mil millones de euros en el presupuesto federal y un alto nivel de desempleo. Con mesura, pero consecuentemente, hemos reducido la deuda y, entretanto, también tenemos el nivel de desempleo más bajo en Alemania desde la reunificación. Un crecimiento sostenible no se consigue imprimiendo más dinero y haciendo más deudas, sino que poco a poco se tienen que solucionar los verdaderos problemas.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

El pacto europeo de estabilidad incluye suficientes medidas de flexibilidad para reaccionar al desarrollo conyuntural. La Comisión Europea debe hacer las propuestas correspondientes, pero no en discursos públicos, donde se critica a otros. La Comisión está obligada a poner en práctica los tratados. Si empieza a decir que los tratados ya no son válidos, destruye confianza. Esto es lo que el ministro de Exteriores Guido Westerwelle criticó del señor Barroso.

Si usted habla de flexibilidad en los tratados, ¿esto también significa conceder más tiempo para la consolidación presupuestaria?

Primero esperaré la propuesta de la Comisión. Los tratados se tienen que leer con atención, incluyen suficiente flexibilidad. Lo importante es mantener el rumbo, mi colega francés opina lo mismo. Francia tiene que emprender muchas reformas estructurales, los gastos de administración son demasiado altos, Francia tiene una alta tasa de desempleo y lo sabe. Esto no se puede cambiar de la noche a la mañana, pero si los cambios son creíbles, entonces se puede ser más flexible con la cuestión de la consolidación presupuestaria.

El designado Presidente del Gobierno de Italia, Enrico Letta, pone en tela de juicio las medidas de austeridad. ¿Estamos preseciando el fin de la política de ahorro?

No creo que Italia sea el ejemplo a seguir para alcanzar un crecimiento sustentable en Europa. Estamos contentos de que en Italia se esté formando un gobierno. El gran problema de ese país, durante los últimos meses, fue que la economía también se veía afectada porque no había un mayoría parlamentaria para gobernar. Es una tentación humana culpar a otros de los propios problemas. Necesitamos estabilidad y crecimiento sustentable. Europa debe mantener su competividad a nivel mundial. No podemos resolver los problemas debiltando la competividad de Alemania.

En 2008, durante la crisis, el gobierno federal alemán destinó varios miles de millones de euros a los programas conyunturales. ¿Por qué no se puede hacer lo mismo en Europa?

Se puede hacer, siempre y cuando esté claro que después se vaya a reducir el déficit. Esto produce confianza y la confianza es elemental para el crecimiento, las inversiones y el empleo en una economía social de mercado como lo es Alemania. Muchos países europeos están obteniendo resultados, pero no se quejan a diario y no esperan que otros resulevan sus problemas. Tomemos como ejemplo a los países bálticos, Europe del Este, los países Benelux. Portugal va por buen camino, Irlanda ha hecho avances y España está haciendo grandes reformas.

Autor: Christoph Heinemann/ VC

Editor: Emilia Rojas Sasse

DW recomienda