1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Ministra suiza defiende viaja a Irán para firmar contrato de gas

La ministra suiza de Asuntos Exteriores, Micheline Calmy-Rey, respondió a las críticas a su reciente viaje a Irán para asistir a la firma de un importante contrato de gas entre una empresa helvética y las autoridades iraníes y negó que fuera utilizada como propaganda a favor del régimen.

En una entrevista con el diario "NZZ am Sonntag" la jefa de la diplomacia suiza dice que "era necesario ir a Teherán para entrar en diálogo" y asegura que allí defendió su "concepción de los derechos humanos, directamente ante al presidente (Mahmud Ahmadinejad), su ministro de Asuntos Exteriores y durante la conferencia de prensa" que ofreció.

Calmy-Rey subraya que dejó claro que los castigos corporales, las amputaciones y las lapidaciones "no son aceptables", al tiempo que les transmitió que tampoco era aceptable querer eliminar a Israel del mapa.

La ministra ha sido objeto de continuas críticas en los últimos días no sólo por esa visita, sino por haber utilizado un velo en su entrevista con el presidente iraní, como lo muestran las fotos publicadas en la prensa.

A ese respecto, Calmy-Rey explicó a su retorno de Irán que con ese gesto simplemente quiso "respetar las costumbres locales".

El contrato en cuestión, firmado entre la empresa suiza Electricité de Laufenbourg (EGL) y el Gobierno de Irán, permitirá conducir el gas de este país hasta Italia a través de un gasoducto de 520 kilómetros, cuya construcción se finalizará en 2011 y permitirá iniciar el abastecimiento al año siguiente.

Al explicar su presencia en ese acuerdo comercial, la ministra explica que de esa manera apoyaba "los intereses estratégicos de Suiza" y admite que aunque éstos no siempre pueden coincidir con los de otros Estados su deber es "defenderlos".