1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Millones de brasileños exigen salida de Dilma Rousseff

Al grito de “fuera Dilma” y “PT nunca más”, los manifestantes salieron a las calles en más de 200 ciudades. Gobierno reconoce carácter pacífico de la protesta.

Millones de brasileños salieron a las calles este domingo (13.03.2016) para expresar su rechazo al gobierno de la presidenta Dilma Rousseff y exigir su renuncia, en medio de un gigantesco escándalo de corrupción que mantiene sumido al Ejecutivo del país más grande de Sudamérica en una profunda crisis política, que se suma a las dificultades económicas que vive la potencia regional.

Según cifras de la policía militarizada, más de tres millones de personas se tomaron 200 ciudades del país en una de las mayores muestras de fuerza que ha dado la oposición al gobierno de Rousseff. Al grito de “Fuera Dilma”, “PT nunca más”, “Lula a la cárcel” y “Basta de corrupción”, los manifestantes expresaron su abierto descontento con el gobierno. Por primera vez desde 2011, las marchas contaron con el aval expreso de partidos y políticos de oposición.

Ver el video 02:12

Se agudiza la crisis política en Brasil

La ira popular por las denuncias de vínculos con la trama de corrupción en Petrobras, que alcanzan a políticos de todos los partidos y a los principales empresarios del país, fue avivada en los últimos días, después de que Lula fue denunciado penalmente, interrogado y objeto de un pedido de prisión preventiva bajo sospecha de haberse beneficiado con los fraudes en la petrolera estatal. “DilMafiosa” y “LuLadrón” fueron los calificativos más benévolos contra los dirigentes de izquierda expresados en Río de Janeiro.

Protestas pacíficas

La presencia de un vehículo pintado con colores militares muestra la tolerancia que se prende entre algunos de los descontentos con la posibilidad de un golpe de Estado. Eliana, una votante de Lula en 2002, de 59 años, pide “intervención militar ya”. A su entender, “no hay otra forma de encaminar a Brasil”. “Todo Brasil votó por Lula porque la gente confiaba en él, porque él era del pueblo. Pero él se aprovechó. Lula es un traidor, engañó a la nación", afirmó a la agencia dpa.

La jornada de protestas parece poner más presión a la presidenta Dilma Rousseff, que ha insistido en que la renuncia no está en sus planes. El senador Aécio Neves, presidente del Partido Social Demócrata de Brasil (PSDB) y quien perdió por escasa diferencia las elecciones de 2014, en las que fue reelegida Rousseff, afirmó que hoy la sociedad ha demostrado que “se cansó y le dice basta” a la mandataria.

“Estamos junto a todos los brasileños, que quieren y merecen algo mejor, para construir un nuevo camino para el país”, declaró Neves. El gobierno, por su parte, destacó a través de un comunicado de solo dos párrafos el carácter “pacífico” de las protestas, que muestran “la madurez de un país que sabe convivir con opiniones divergentes”. El texto sostiene que “la libertad de manifestación es propia de las democracias y por todos debe ser respetada”.

DZC (dpa, EFE)


DW recomienda

Audios y videos sobre el tema