1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Miles protestan en la capital de Armenia

Desde el viernes se están llevando a cabo protestas en la capital armenia, Ereván, contra la suba de las tarifas de electricidad. La Policía usó cañones de agua, hubo siete heridos y más de 200 detenidos.

Siete manifestantes resultaron heridos el martes (23.6.2015) tres de los cuales tuvieron que ser hospitalizados, cuando las fuerzas antidisturbios disolvieron una multitudinaria manifestación de protesta contra la subida de las tarifas de electricidad en la capital armenia, Ereván.

Las protestas contra las subidas de la tarifas energéticas, que comenzaron el viernes pasado con una sentada permanente en la plaza de la Libertad, son organizadas por el movimiento cívico "¡No al saqueo!".

Policías heridos y casi 250 manifestantes detenidos

Según la Policía, once agentes resultaron heridos en los choques con los participantes en la manifestación. Cerca de 250 personas fueron detenidas, entre ellas numerosos periodistas que cubría la manifestación, lo que provocó las críticas de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa, así como de varias embajadas acreditadas en Ereván.

La Fiscalía General de Armenia anunció ayer también la apertura de una investigación para establecer si se impidió a los periodistas cumplir con sus labores profesionales.

Críticas a la actuación de la Policía

El ministro de Asuntos Exteriores de la vecina Armenia, Edvar Nalbandián, afirmó, por su parte, que se están tomando medidas para corregir las intervenciones de la Policía, después de que varias embajadas occidentales criticaran la fuerza desproporcionada con la que fue disuelta el martes la manifestación en Ereván.

"El Gobierno de Armenia es fiel a los principios de la democracia y es respetuoso de las libertades fundamentales y los derechos humanos", subrayó Nalbandián citado por medios armenios al comentar las críticas de las legaciones diplomáticas. Indicó que las autoridades del país ven en esta reacción de sus socios occidentales el interés de éstos en el "fortalecimiento de la democracia en Armenia".

CP (efe, ap)