1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Miles de policías despiden a agente asesinado en Nueva York

Durante la ceremonia, los funcionarios dieron la espalda cuando el alcalde Bill de Blasio se dirigió a los presentes.

El pasado 20 de diciembre, los policías Wenjian Liu, de 32 años, y Rafael Ramos, de 40, fueron asesinados cuando se encontraban dentro de su patrulla en Brooklyn, Nueva York. El asesino, Ismaaiyl Brinsley, se suicidó en una estación de metro. Antes dejó establecido que había cometido los crímenes en venganza por las muertes de ciudadanos negros a manos de policías blancos.

Este domingo (04.01.2015) se realizó la ceremonia fúnebre de Wenjian Liu, ante miles de sus colegas venidos de todos los Estados Unidos, así como ciudadanos, muchos de ellos de origen asiático, que quisieron mostrarle su aprecio. El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, hizo un llamado a la reconciliación durante su discurso, que fue dado mientras algunos agentes policiales le daban la espalda, en señal de rechazo.

“Desde sus inicios, Nueva York ha sido una ciudad tolerante, pero se han dado ocasiones en las que esa armonía ha sido desafiada”, dijo De Blasio. “Volvamos a dedicarnos a esas grandes tradiciones de Nueva York de mutuo entendimiento y de vivir en armonía”, pidió la autoridad, que ha sido cuestionado por miembros de la policía por haber criticado la acción de los funcionarios en casos de represión contra la población negra.

Hijo único, marido reciente

Durante el funeral de Ramos, sin embargo, fueron muchos más los policías que hicieron el gesto de desagravio. El jefe del Departamento de Policía neoyorquino, William Bratton, había advertido a sus subalternos que “el funeral de un héroe es un momento de aflicción, no de queja” y que “cuando visten el uniforme de este departamento, se comprometen con la tradición, el honor y la decencia que conlleva”.

A la hora de los discursos, la familia habló de un hombre ejemplar. El padre de Liu habló en chino, en presencia de un traductor, y dijo que era “el día más triste” de su vida. “No tengo palabras para expresar mi dolor. Mi único hijo se ha ido. Eras el mejor hijo, el mejor marido, nuestro policía favorito y nuestro mejor amigo. Estamos muy orgullosos de ti. Te querremos siempre”, añadió. La viuda de Liu, quien se había casado con el policía hace dos meses, dijo que su marido era “mi alma gemela. Wenjian es mi héroe”.

DZC (dpa, Reuters, EFE)