Miles de matrimonios forzosos en Alemania | Así es Alemania | DW | 09.11.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Así es Alemania

Miles de matrimonios forzosos en Alemania

Miles de personas se han visto obligadas en Alemania a contraer matrimonio: la mayoría de ellas mujeres y de origen extranjero. Un reciente estudio acerca de las uniones forzosas pone a las autoridades alemanas en alerta

default

3443 casos de matrimonios forzados se registraron en 2008 en Alemania

A aceptar un matrimonio a la fuerza se vieron obligadas en 2008 casi 3500 personas en Alemania. Así lo informa un estudio de la organización terres de femmes y de la fundación Lawaetz con sede en Hamburgo. Del total de casos detectados, sólo un seis por ciento corresponde a hombres; el resto son mujeres, de origen extranjero.

En un tercio de los casos se trata de menores de 17 años; los otros atañen a jóvenes entre los 18 y los 21. Es más, aunque en muchos casos las personas afectadas poseen la nacionalidad alemana, el 44 por ciento de las familias proviene de Turquía, un seis por ciento de Serbia, otro tanto de Irak y otro de Afganistán.

Unterricht gegen Zwangsheirat

Jornada de información contra los matrimonios forzados en el colegio Heinrich von Kleist en Berlín

Pero, ¿cuándo se puede calificar una unión como un matrimonio forzoso ? Para la organización terres des femmes, esto es el caso tan pronto una de las partes ha sido obligada a acceder a una ceremonia civil o religiosa por presión o amenaza. Matrimonio forzoso se considera también cuando una persona se ve obligada a mantener un matrimonio que (ya) no quiere.

Las fuentes de información

Según las organizaciones de asesoría civil, que han servido de fuente para el estudio, la religión es un factor fundamental en este fenómeno, del cual la cifra real no se conoce. “Sólo los más valientes acuden a pedir asesoría”, afirmó la ministra alemana de Familia, Kristina Schröder, al presentar el estudio en Berlín.

Según María Böhmer, encargada de Asuntos de Integración, esto confirma a las autoridades alemanas que su decisión de tipificar hace un año las uniones a la fuerza como delito fue la correcta. También la disposición de conceder derecho de retorno a las mujeres que hayan tenido que abandonar el país debido a un matrimonio forzado. Se han hecho públicos varios casos de mujeres jóvenes tuvieron que dejar Alemania por motivos familiares y luego –al querer volver y/o huir- tuvieron problemas de visados.

Symbolbild Zwangsheirat

"Cada unión a la fuerza es para mí una violación de los derechos humanos", Kenan Kolat, presidente de la Comunidad Turca en Alemania

En contra de estructuras arcaicas

“Cada unión a la fuerza es para mí una violación de los derechos humanos”, subrayó, según la agencia AFP, Kenan Kolat, presidente de la organización que agrupa a la comunidad turca en Alemania. En su opinión, tales estructuras arcaicas sólo pueden ser cambiadas con un esfuerzo mancomunado.

En este sentido, tanto la ministra de Familia como la encargada de la integración de los inmigrantes prevén tomar medidas preventivas y de asistencia a las posibles víctimas. “No es suficiente apoyar a las mujeres cuando ya están en una crisis”, afirmó, según la agencia KNA, Christa Stolle de terre des femmes, para quien la obligación estatal de protección a las mujeres debe empezar antes, en forma de más asistencia social en los entornos donde esta tendencia haya sido detectada.

Autora: Mirra Banchón
Editora: Rosa Muñoz Lima

DW recomienda