1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Miles de kurdos protestan en Alemania contra gobierno turco

La marcha se realizó en el centro de Frankfurt, donde se vieron banderas del proscrito partido PKK e imágenes del líder kurdo Abdulá Öcalan.

Una marcha pacífica organizada con motivo del Noruz, la festividad del año nuevo kurdo, recorrió el centro de la ciudad de Frankfurt este sábado (18.03.2017). Sin embargo, el lema de la manifestación, "No a la dictadura, sí a la democracia y a la libertad", dejaba claramente en evidencia que el objetivo central de la cita era protestar contra el Gobierno de Turquía y los planes de celebrar un referéndum para otorgar más poderes al presidente Recep Tayyip Erdogan.

Pese a que los organizadores esperaban a unos 20 mil manifestantes, la Policía aseguró que fueron más de 30 mil las personas que se congregaron en dos columnas que avanzaron por un vacío centro de la ciudad, cuyas calles habían sido intervenidas previamente por las fuerzas de seguridad para evitar cualquier disturbio. Los participantes corearon eslóganes como "Viva la resistencia del pueblo kurdo" o sencillamente "PKK".

El PKK, Partido de los Trabajadores del Kurdistán, es un partido prohibido en Alemania desde 1993 y catalogado como organización terrorista. Por ello, la Policía llamó a los manifestantes a enrollar las banderas que tuvieran símbolos de ese movimiento. También hubo banderas con el rostro de Abdulá Öcalan, líder del proscrito partido y quien cumple cadena perpetua en una prisión turca.

Protesta y tensiones

En un reciente texto enviado a los titulares regionales de Interior, el ministro alemán de esa cartera, Thomas de Maizière, recordó la prohibición expresa de símbolos del PKK. La asociación kurda NAV-DEM, organizadora de la marcha, criticó esa medida, ya que, en su opinión, "la prohibición de símbolos del movimiento de liberación kurdo equivale a la prohibición de la identidad kurda".

La protesta se registró en medio de la tensión de Turquía con Alemania y Holanda por la negativa de las autoridades de esos países a permitir que políticos turcos celebren reuniones políticas en su territorio. Por estas prohibiciones, Erdogan calificó de "nazi” y "fascista” a los Gobiernos de ambos países europeos. En Alemania viven unos 800.000 kurdos, según cálculos del Centro de Estudios Kurdos NAV-DEM, una cifra que las autoridades alemanas consideran plausible.

DZC (dpa, EFE)

DW recomienda