1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Miles de indonesios reclaman "unidad en la diversidad"

Más de 10.000 manifestantes pacíficos se reunieron en la capital del país con mayor población musulmana del mundo, para rechazar recientes episodios de odio racial e intolerancia religiosa.

Paz para Indonesia, reclaman los manfestantes de la parada por la Unidad en la Diversidad, en Yakarta. (picture-alliance/Zumapress/D. Pohan)

Paz para Indonesia, reclaman los manfestantes de la parada por la "Unidad en la Diversidad", en Yakarta.

La marcha se da días después de que la Policía imputara al gobernador de Yakarta, Basuki Tjahaja Purnama, por un supuesto delito de blasfemia. Basuki, cristiano y de etnia china, declaró hace once días ante la Policía, que le investigaba por unos comentarios en los que rechazó unas críticas de adversarios basadas en un versículo del Corán.

Los asistentes, ataviados con los colores rojo y blanco de la bandera indonesia, tomaron las calles de Yakarta portando carteles con el lema nacional: "Bhinneka Tunggal Ika" (Unidad en la Diversidad).

"Hemos venido aquí no para protestar, sino para mostrar que estamos unidos", declaró desde el estrado uno de los organizadores, informa el enviado del diario The Straits Times. Entre los participantes se encontraban líderes religiosos, políticos o miembros de organizaciones para los derechos humanos.

"La economía está creciendo, se está construyendo infraestructura por todas partes. No dejemos que se destruya todo esto por causa del ego," declaró Saidiman Ahmad, un activista de la Red del Islam Liberal.

Parada por la Unidad en la Diversidad, en Yakarta. (picture-alliance/Zumapress/D. Pohan)

La marcha se da días después de que la Policía imputara al gobernador de Yakarta, Basuki Tjahaja Purnama, por un supuesto delito de blasfemia.

Peligro para la democracia

El Frente de Defensores del Islam (FPI) convocó a unas 100.000 personas en Yakarta el pasado 4 de noviembre, en una protesta para reclamar que se procesara a Basuki por blasfemia y que acabó con enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes.

Antes de la manifestación, el Gobernador negó que hubiera tenido la intención de blasfemar, denunció que el vídeo en el que aparecía haciendo las controvertidas declaraciones había sido manipulado y pidió disculpas por haber ofendido a los musulmanes. Algunos activistas apuntan al golpe que el caso representa para la democracia y la diversidad cultural del país.

Parada por la Unidad en la Diversidad, en Yakarta. (picture-alliance/Zumapress/D. Pohan)

Entre los participantes se encontraban líderes religiosos, políticos o miembros de organizaciones para los derechos humanos.

La imputación compromete las opciones de Basuki a la reelección como gobernador de la capital, cargo al que ascendió al sustituir al actual mandatario del país, Joko Widodo, cuando este fue elegido presidente en 2014. Basuki, conocido popularmente como Ahok, encabeza las encuestas para las elecciones convocadas en febrero, en las que cuenta con el apoyo público de Widodo y su Partido Democrático de Indonesia para la Lucha.

Su candidatura, sin embargo, ha alentado las protestas en su contra de grupos islamistas a las que ha dado apoyo el partido Gerindra, en el que milita el principal adversario de Ahok en los comicios.

Indonesia es el país con más musulmanes del mundo, con un 88 por ciento de sus 250 millones de habitantes que profesan esta religión, la gran mayoría de forma moderada. El país reconoce seis religions y  acoge a diversas minorías, adheridas a sus creencias tradicionales.

RML (efe, reuters)

 

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema