1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciudades y Rutas

Milagro logístico

El albergue juvenil más grande de Alemania se encuentra en Colonia. En 2006 dio alojamiento a 130.000 personas, misión que fue posible gracias a un equipo de trabajo eficiente y especializado.

default

La recepción, punto de enlace.

El albergue juvenil más grande de Alemania se encuentra en la ciudad de Colonia. Es un edificio gigantesco: siete pisos en los que hay un total de 500 camas para dormir y que el año pasado dio alojamiento a 130.000 personas.

Jugendherberge in Köln Gruppe vor dem Gebäude Deutschland

El albergue fue sometido a trabajos de renovación.

En determinadas épocas, el albergue puede recibir hasta varios cientos de huéspedes, entre jóvenes que aparecen con su mochila a la espalda, o que forman parte de grupos escolares, o bien, a contingentes de turistas.

Ciertamente, esto ha sido un producto, al menos en parte, del auge tecnológico. Muchos de quienes acuden al albergue juvenil de Colonia hacen su reservación a través de Internet. Con el paso de los años, la computadora se ha transformado en aprte fundamental en la vida del establecimiento.

Del mismo modo, la tecnología ayuda a que el gran número de huéspedes reciba la mejor atención posible; además, ayuda a que los encargados de preparar la comida sepan cuántos alimentos adquirir para cada día.

Alimentando a las masas

Como resultado de la creciente popularidad del albergue, la cocina también ha crecido en tamaño. Ahora, todo es grande en este lugar. Enormes cacerolas lanzan fumarolas con aromas exquisitos de salsas, y también es llamativa la cantidad de pedazos de carne que yacen en las charolas, listos para ser servidos.

Preparar los alimentos en un albergue de este tipo puede asemejarse a la producción en línea. « Si quieres cocinar, digamos, 40 kilos de carne de puerco, no es posible hacerlo en el horno », dice el chef de este lugar. « Todo debe ser preparado en cantidades que podamos manejar ».

La cantidad de comensales varía notablemente de un turno a otro. « Para la cena, por lo general atendemos a 350 o 400 personas », dice el cocinero. “El almuerzo es mucho menos agitado porque usualmente los grupos se encuentran en medio de alguna actividad. Esto significa que damos de comer al mediodía a 100 ó 150 viajeros”.

Jugendherberge in Köln Gruppe im Zimmer Deutschland

En total, el edificio cuenta con 500 sitios para dormir.

Eficiencia en la limpieza

La cocina no es la única área donde la eficiencia es crucial para afrontar las necesidades de grupos grandes. El equipo encargado de estas tareas está sometido a una presión constante. Las habitaciones tienen que quedar limpias lo antes posible, pues en cualquier momento pueden arribar nuevos huéspedes.

« En total nos tardamos entre 10 y 15 minutos por cada cuarto », afirma uno de los empleados. Si multiplicamos esto por 160 habitaciones, el resultado será una jornada muy intensa y cansada.

Recepción y centro de enlace

Los encargados de la recepción son los primeros que dan la cara a los visitantes que vienen a comer y dormir. No es como en un hotel: aquí no se trata solamente de registrar y despedir a los clientes, sino de informarles, servirles de guía de turistas, consejeros y detectives para encontrar objetos perdidos.

« Cada día se nos pide localizar tres o cuatro pertenencias. Tenemos un compartimiento enorme lleno de cosas que esperan ser reclamadas por sus dueños », admite una de las recepcionistas.

Así, el albergue juvenil más grande de Alemania es ante todo un milagro logístico, muy distinto del recuerdo romántico que forma parte de toda experiencia estudiantil.

DW recomienda

Enlaces externos