1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

MH370 experimentó fuerte descenso antes de desaparecer

Un informe revela que el avión no estaba preparándose para aterrizar en el momento del impacto. Lo más probable es que cayera en picado una vez agotado el combustible.

El Boeing 777-200 que cubría el vuelo MH370 de Malaysia Airlines experimentó un fuerte descenso antes de estrellarse en un punto del océano Índico en marzo de 2014 con 239 personas a bordo, informaron el miércoles (02.11.2016) fuentes oficiales.

Un nuevo reporte sobre el vuelo desaparecido confirma que un análisis adicional de las comunicaciones satelitales de la aeronave es consistente con que ésta tuviese un "ritmo de descenso alto y creciente" cuando desapareció. El informe de la Oficina de Seguridad del Transporte de Australia (ATSB), que lidera la búsqueda del MH370, sostiene que análisis adicionales de los restos de un alerón de un ala de la aeronave muestran que éste no estaba configurado para un aterrizaje. Ambos datos respaldan la opinión de la agencia de que el vuelo MH370 no estaba siendo pilotado en el momento del accidente y soportan la teoría de que el Boeing 777 descendió rápidamente después de que se agotó su combustible, sin intervención humana.

De acuerdo a la investigación, el MH370 desapareció 40 minutos después de despegar de Kuala Lumpur rumbo a Pekín, probablemente gracias a que alguien apagó los sistemas de comunicación y se encargó de cambiar el rumbo de la aeronave.

"(El avión) no estaba configurado para aterrizar o amarar. Pueden sacar sus propias conclusiones respecto a si esto supone que alguien estaba en control (del aparato)", dijo el director de búsqueda de la ATSB, Peter Foley, a la agencia AAP.

El informe añadió que el MH370 se encuentra en algún lugar del "séptimo arco", la zona del Índico donde se lleva a cabo la búsqueda y que fue determinada a partir de señales generadas por el avión, datos de satélites y de una estación terrestre en Perth, en el oeste de Australia.

Técnicos de la ATSB examinan un trozo de fuselaje del MH370 localizado en la isla tanzana de Pemba.

Técnicos de la ATSB examinan un trozo de fuselaje del MH370 localizado en la isla tanzana de Pemba.

Cómo reorientar la búsqueda

El nuevo documento fue dado a conocer minutos antes del inicio en Canberra de una reunión de tres días diseñada para evaluar la información relacionada a la desaparición del MH370 y decidir cómo reorientar la búsqueda. A pesar de que el operativo que encabeza Australia y en el que también participan Malasia y China esperaba inicialmente terminar la búsqueda de un área remota del Índico de 120.000 kilómetros cuadrados a fines del 2016, el mal tiempo ha postergado los sondeos por otros dos meses.

De estos 120.000 kilómetros solo faltan por rastrear unos 10.000 kilómetros cuadrados, que se completarán a partir de enero cuando mejoren las condiciones meteorológicas en la zona. Hasta el momento, se han recuperado piezas en playas de la isla Reunión, Mozambique, Mauricio, Sudáfrica y la isla francesa Rodrigues, lugares que concuerdan con el patrón de corrientes del Índico y el lugar donde se lleva a cabo la búsqueda. El reporte de la ATSB sugiere que existen altas posibilidades de que el lugar del accidente se encuentre dentro de la actual área de búsqueda.

La información incluye los últimos certificados médicos de los pilotos y la tripulación, notas operacionales de la aerolínea sobre este vuelo y normas de procedimiento relacionadas con la carga de materiales peligrosos o la pérdida de contacto por radio, según la cadena ABC.

JC (EFE, Reuters)

 

DW recomienda