Metro de Moscú: detienen a dos trabajadores tras accidente | Europa | DW | 16.07.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Metro de Moscú: detienen a dos trabajadores tras accidente

Las investigaciones tras la tragedia, que dejó 22 muertos, indican que la empresa que realizaba trabajos en las vías pudo tener responsabilidad en el hecho.

El Comité de Investigación de Rusia informó de la detención de dos técnicos de la empresa “Metro de Moscú”, quienes serían responsables del desperfecto que causó el descarrilamiento de tres vagones el pasado martes, accidente que causó la muerte de 22 personas y dejó más de 150 heridas, en la que ya es calificada como la peor tragedia en la historia del transporte subterráneo moscovita.

Vladimir Markin, portavoz de la Policía Federal rusa, dijo que los arrestados este miércoles (16.07.2014) son el supervisor de vías Valeri Bashkatov y su asistente, Yuri Gordov. “Los investigadores sospechan que no cumplieron la normativa de seguridad”, dijo el funcionario, quien explicó que la sustitución del mecanismo de cambio de vías “fue un trabajo mal ejecutado”. Las sospechas indican que ahí estaría la causa de todo.

“El cambio de mecanismo de vías fue fijado por un simple cable de tres milímetros, que se rompió. Esto causó el descarrilamiento del tren eléctrico y la muerte de 22 personas”, explicó. La acusación es por violar las medidas de seguridad y por no haber comprobado la instalación una vez que la terminaron, lo que gatilló el accidente, ocurrido en la estación Slavianski Boulevard.

Más de 50 heridos graves

Mientras Moscú declaraba jornada de luto, los ciudadanos llegaron hasta la estación para recordar a las víctimas con flores y velas. Las investigaciones han cerrado el círculo en torno a quienes ejecutaron las obras, pero los investigadores advirtieron que el propósito de las indagaciones es establecer las razones del accidente y procesar a todos los involucrados, “desde los trabajadores hasta los directores que debían comprobar el cumplimiento de las normas”.

De los 150 heridos, 56 están graves o extremadamente graves, y ocho están con riesgo vital, informaron fuentes de salud. El tren accidentado circulaba a 70 kilómetros por hora, lo que explica el elevado número de muertos una vez que el ferrocarril se descarriló. El Ministro de Emergencias ruso informó asimismo que a partir de este mismo miércoles podría reanudarse la circulación de trenes por el tramo afectado.

DZC (dpa, EFE, Europa Press)