Messi, la obsesión de Hitzfeld | Los campeones mundiales | DW | 01.07.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Los campeones mundiales

Messi, la obsesión de Hitzfeld

Argentina buscará esta tarde el pase a cuartos de final del Mundial de Brasil ante una selección suiza que no supera la ronda de octavos desde el año 1938. Hitzfeld asegura que su equipo sabe cómo parar a Leo Messi.

Toda Argentina sueña con ganar el Mundial en territorio enemigo. Esta tarde en Sao Paulo, y ante Suiza, la albiceleste tiene la oportunidad de clasificarse para cuartos de final por tercera vez consecutiva. Para lograrlo, la selección de Sabella tendrá que ganar a un combinado suizo que no tiene nada que perder. Comandados por el técnico alemán Ottmar Hitzfeld, que en su día entrenó al Bayern Múnich, los helvéticos llegan a octavos tras haberse clasificado como segundos en el grupo de Francia, contra la que perdieron 5-2 en un gran partido de fútbol.

Para el encuentro de esta tarde, y a pesar de que Sabella cuenta con la baja segura del Kun Agüero, que será suplido por Lavezzi, Argentina volverá a saltar al campo con tres delanteros. Aunque ayer probó a Maxi Rodríguez por la banda derecha, el seleccionador le confirmó por la noche al delantero del PSG que sería titular. De esta forma, la albiceleste mantendrá el dibujo que tan buenos resultados le ha dado hasta ahora.

Utilizando como referencia ofensiva a Gonzalo Higuaín, Messi volverá a contar con tres escuderos en el centro del campo –Gago, Mascherano y Di María- y un extremo de largo recorrido como Lavezzi que, además de abrir el campo, se encargará de seguir a Shakiri o Mehmedi, según convenga, en labores defensivas.

Fußball WM 2014 Schweiz Honduras Jubel

Después de los tres goles que le marcó a Honduras, Shakiri volverá a ser la referencia ofensiva suiza.

Con total libertad de movimientos y sin la necesidad de bajar a defender, Messi podrá hacer lo que mejor se le da: recibir la pelota a veinte metros del área y encarar la portería contraria a velocidad de vértigo.

Consciente del peligro que entraña el capitán de la albiceleste, el experimentado entrenador suizo reconoció ayer haber diseñado un plan para pararle. "No habrá marca personal para Messi. Hay que frenarlo haciendo una gran conexión entre nosotros, cada jugador debe extremar la concentración y la atención. Hay que estar listos para anticiparlo y para no cometer errores", dijo, agregando: "No sueño con él, yo disfruto cuando juega al fútbol, como cualquier fanático".

La clave: Si Suiza es capaz de neutralizar a Messi, Argentina tendrá problemas. La labor del trío Mascherano-Gago-Di María será fundamental para librar al 10 de la presión a la que le someterán sus rivales.

DW recomienda