Mesada: mil millones de euros en manos de niños | Sociedad | DW | 13.09.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

Mesada: mil millones de euros en manos de niños

En Alemania se llama “Taschengeld” a la mesada o "domingo", el dinero para gastar que muchos padres les dan a sus hijos. ¿Cuánto es lo adecuado? La cantidad da lugar a debates, pero es un hecho que va en aumento.

La cantidad de mesada que muchos padres dan a sus hijos hace suscitar preguntas. En Alemania, el tema también ocupa a la oficina de protección de menores, que cada año calcula valores recomendados. Siguiendo las recomendaciones actuales, un niño de seis años debería recibir seis euros al mes, uno de 13 años tendría derecho a 20 euros. Pero la realidad es otra: los padres de hoy día suelen dejarles mucho más a sus hijos de lo que recomiendan los pedagogos.

Desde hace más de 20 años, la editorial Egmont Ehapa analiza el comportamiento de los jóvenes consumidores. El último informe señala que el Taschengeld se sitúa en nivel record. En promedio, niños entre seis y 13 años reciben mensualmente 27,56 euros de sus padres, a lo que se suman regalos de dinero, por ejemplo para el cumpleaños o por parte de la familia.

Cada vez más Taschengeld

En promedio, los niños alemanes reciben casi 28 euros de dinero de bolsillo al mes.

En promedio, los niños alemanes reciben casi 28 euros de dinero de bolsillo al mes.

“El Taschengeld ha aumentado considerablemente en los últimos años”, dice Ralf Bauer, director de investigación de la editorial, a DW. Como causa de ese desarrollo, el experto cita por un lado el crecimiento económico y la inflación, al otro, la más amplia generosidad de los padres. Sobre todo en familias recompuestas, en las que cada miembro de la pareja aporta hijos de un matrimonio anterior, muchas veces no solo se duplica el número de padres sino también el "domingo".

Además, detrás de muchos consejos en Internet se esconden intereses económicos. “Ya desde hace mucho, los niños forman un grupo destinatario, muchas empresas los consideran consumidores”, aclara Holger Ziegler, profesor de pedagogía de la Universidad de Bielefeld. “Existen intereses financieros de que niños obtengan dinero para gastarlo de forma autónoma.”

Libertad de elección

¿El propio smartphone pagado con el Taschengeld?

¿El propio smartphone pagado con el Taschengeld?

Según el análisis de la editorial Egmont Ehapa, los niños gastan sus “ingresos” sobre todo en libros, revistas, comida y bebida. El 81 por ciento de los niños entre seis y 13 años pueden elegir libremente. Para muchos sectores, esto representa un mercado creciente del que no puede hacerse caso omiso: en Alemania, 5,9 millones de niños disponen cada años de más de tres mil millones de euros.

Incluso más de la mitad de los niños de edad preescolar reciben Taschengeld, 10,68 euros al mes en promedio. Más de la mitad de los niños entre seis y 13 años ya tienen una cierta conciencia de marca con respecto a productos como zapatos, ropa y celulares.

Sin embargo, el dinero de bolsillo no es solo un factor económico. En principio, el pedagogo Holger Ziegler considera positivo que un niño disponga de dinero propio para que aprenda gastarlo de forma razonable. “Experimentando un sentimiento de escasez, los niños pueden evaluar sus propios necesidades y deseos”, explica Ziegler.

También otros estudios indican que mientras más temprano un niño aprende ahorrar dinero, mas disminuye el peligro de que, como adulto, caiga en la trampa de la deuda.

Autor: Mu Cui/Peter Eßer

Editor: Enrique López

DW recomienda