1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Merkel y Hollande amenazan a Rusia con más sanciones

Tras un encuentro celebrado en París, ambos líderes advirtieron a Putin sobre posibles nuevas sanciones si no se respetan los acuerdos de Minsk. Ucrania, por su parte, recordó a las víctimas de Maidán hace un año.

Si los separatistas prorrusos del este de Ucrania siguen violando los acuerdos de paz alcanzados la pasada semana en Minsk, Rusia se arriesga a recibir nuevas sanciones. Así lo aseguraron hoy (20.02.2015) Merkel y Hollande, tras el encuentro que mantuvieron en París. Ambos líderes exigieron que los separatistas prorrusos y el Ejército ucraniano cumpaln el alto el fuego, retiren las armas pesadas e intercambien prisioneros. "Si eso no ocurre, habrá sanciones. Pero esa no es nuestra intención, queremos lograr la paz", aseguraron.

El presidente francés denunció que el alto el fuego fue "repetidamente violado", por lo que el objetivo ahora es restablecerlo y garantizar la retirada de armamento pesado lo antes posible. También Merkel reiteró que no negoció durante una noche entera con Hollande, Putin y el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, en Minsk, para que sean necesarias nuevas sanciones contra Moscú. La canciller cree que "se trata de buscar un camino constructivo fuera de las sanciones" . Merkel destacó que Alemania y Francia harán todo lo necesario para evitar más derramamiento de sangre. "Sabemos que las cosas avanzan lentas (...) Pero, en vista de la difícil situación, no se puede esperar otra cosa", dijo la canciller. Ucrania no tiene fácil buscar su propio camino y el proceso sigue siendo difícil.

Nuevas sanciones de la UE

Por otra parte, los líderes de la Unión Europea discuten la posibilidad de imponer nuevas sanciones contra Rusia. Así lo aseguró este viernes el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk. "Estoy consultando los próximos pasos con los líderes de la Unión Europea", dijo Tusk en un comunicado, tras destacar las violaciones al cese al fuego respaldado por Europa y sostener que se deben tomar nuevas medidas. "Acompañar las palabras con hechos es la única forma de generar esperanzas reales de una solución política a este conflicto", dijo.

"La gente sigue muriendo", dijo Tusk. "Estamos llegando a un punto en el que los esfuerzos diplomáticos no van a dar frutos, salvo que sean respaldados por acciones creíbles", argumentó Tusk. Precisamente este viernes, Kiev acusó a Rusia de enviar más tanques y soldados al este de su territorio.

Recuerdo para las víctimas de Maidán

El conflicto se agudiza y el alto el fuego no se respeta. Mientras, Ucrania recordó hoy a las alrededor de cien víctimas mortales de las multitudinarias protestas en la plaza Maidán de Kiev hace un año. "La lucha por el derecho a vivir en un país verdaderamente europeo comenzó en Maidán y sigue hasta hoy en Donbás", dijo el presidente, Petro Poroschenko, en Kiev, acusando a Rusia de "agresión" contra el país.

Poroshenko fue más allá, acusando a un oficial ruso de alto rango de ordenar disparar contra los manifestantes. "Ahora está del todo claro que hace un año nosotros no luchábamos en Maidan contra el expresidente Viktor Yanukovich. Él solo era una marioneta brutal y servicial", dijo durante el acto celebrado por los caídos durante las protestas. Además, aseguró que el servicio secreto dispone de grabaciones de llamadas telefónicas de Yanukovich con representantes rusos que llevaban tiempo preparando la actuación violenta contra los manifestantes.

MS (dpa/Reuters)