1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Merkel y Eurocámara abogan por joven preso en Turquía

El caso de un adolescente alemán de 17 años retenido en Turquía por haber abusado presuntamente de una escolar británica de 13 años lleva levantando ampollas desde hace meses en Alemania, hasta el punto de que hoy el gobierno de Angela Merkel y el Parlamento Europeo decidieron tomar cartas en el asunto.

"Obraremos como sea más conveniente para el joven", prometió la canciller alemana, quien en una entrevista en la televisión subrayó que todo ha de ser por el interés del joven y no ha de convertirse en una cuestión de debate político.

"Haremos lo que esté en nuestro poder", aseguró por su parte un portavoz del Ministerio alemán de Justicia, que no quiso juzgar la actuación de las autoridades turcas.

El joven Marco Weiss se encuentra bajo custodia desde hace siete meses en una cárcel de la ciudad turca de Antalya. La justicia turca lo detuvo después de que la madre de la joven Charlotte interpusiera una denuncia por acoso sexual.

Marco niega todas las acusaciones, pero pese a que no hay al parecer indicios de que sean ciertas, como al Tribunal de Antalya todavía le falta la declaración de Charlotte, aplaza repetidamente las vistas judiciales y la prisión preventiva del joven se alarga incesantemente. El gobierno alemán pretende poner fin a esa interminable agonía judicial y hoy prometió que solicitará a las autoridades turcas que aceleren el proceso judicial.

Los dos adolescentes se conocieron durante unas vacaciones de Semana Santa que pasaron en Turquía con sus padres, y tras una noche de fiesta, acabaron junto a otros jóvenes en la habitación del hotel de la niña. Según Marco, sólo hubo besos y caricias y, además, fue Charlotte la que tomó la iniciativa y le mintió asegurando que tenía 15 años.

Un testimonio a su favor, además de los de algunos acompañantes de aquella noche, es el de un médico clínico que examinó a la joven en la noche posterior al supuesto abuso y no halló señales de violación, y, en su opinión, tampoco de relaciones sexuales.